Alzhéimer
Un médico muestra varios escáneres cerebrales. FIPSE - Archivo

El Instituto Nacional de Envejecimiento (NIH) de Estados Unidos presentó esta semana una guía para distinguir el alzhéimer de la Demencia Predominantemente Límbica Relacionada con la Edad (LATE), que ha sido ahora definida por primera vez y es identificada como Encefalopatía TDP-43.

Según se publica en la revista científica Brain, la guía, que va dirigida a científicos, personal médico y público en general, especifica las características de LATE como una enfermedad diferente al alzhéimer.

Nina Silverberg, directora del Programa de Centros de la Enfermedad de Alzheimer de los Institutos Nacionales de Salud (NIA) de EE UU, señaló que "investigaciones y evaluaciones clínicas" recientes han demostrado que "no todas las personas que pensábamos que tenían alzhéimer lo tienen" y que "es muy importante entender otros (elementos) que contribuyen a la demencia".

"La guía ofrecida en este artículo, que incluye la definición de LATE, es un paso crucial para aumentar la concienciación y avanzar en la investigación tanto de esta enfermedad como del alzhéimer", señaló por su parte Richard Hodes, director de NIH.

El texto destaca que "en el pasado el alzhéimer y la demencia eran frecuentemente consideradas como lo mismo. Ahora hay una apreciación creciente de que hay una variedad de enfermedades y procesos que contribuyen a la demencia" y son diferentes del alzhéimer.

La TDP-43 es una proteína que normalmente ayuda a regular la expresión genética en el cerebro y otros tejidos, destaca la guía al señalar que "investigaciones recientes asocian los problemas de desdoblamiento de esta proteína con la pérdida de habilidades de pensamiento y de memoria".

"Las características clínicas y neurocognoscitivas de LATE afectan a múltiples áreas del conocimiento, llegando a influir en las actividades de la vida diaria", señala la guía.

El texto igualmente destaca que, de acuerdo con los investigadores, el progreso de LATE es más gradual (lento) que el del alzhéimer. "Sin embargo, LATE combinado con alzhéimer, lo que es común para estas dos enfermedades del cerebro altamente prevalentes, parece causar una disminución más rápida de las funciones cerebrales que cada una independientemente", advirtió el artículo.

Al señalar que la enfermedad no es nueva, Silverberg dijo que "sí esperamos que esta información permita un avance más rápido en la investigación para ayudarnos a entender mejor sus causas y abrir nuevas oportunidades para su tratamiento".