Estos son los elementos del coche que aumentan el consumo de combustible
El precio de los carburantes continúa al alza por cuarta semana consecutiva.  Jcomp / Freepik

El precio de la gasolina y del diésel ha mantenido una tendencia continua al alza en estas últimas cuatro semanas, según los datos extraídos del boletín petrolero que elabora la Comisión Europea.

Esta subida de los precios hace que se busque un modo de conducción eficiente para además de recudir la contaminación ambiental, lograr un bajo consumo de carburante. Desde la DGT explican cuáles son los elementos del coche que hacen que aumente el consumo de combustible y qué pautas seguir para conducir de manera eficiente.

Elementos que aumentan el consumo de combustible

  • Aire acondicionado: en verano es imposible no utilizarlo pero es uno de los accesorios que más inciden en el consumo. Es recomendable mantener la temperatura entre 21 y 22ºC.
  • Ventanillas: conducir con las ventanillas bajadas hace que se produzca una mayor oposición al movimiento del vehículo y, por tanto, que el gasto de combustible aumente.
  • Neumáticos: hay que controlar la presión de los neumáticos. La falta de presión provoca que el vehículo ofrezca mayor resistencia a la rodadura.
  • La carga: una mala distribución de la carga puede ofrecer mayor resistencia al aire y mayor inestabilidad provocada por la disminución de adherencia del eje delantero.
  • Baca: la mera colocación de la baca en el vehículo supone una resistencia al aire, con lo que si además incorporamos equipaje incrementa el consumo de carburante notablemente.
  • Niveles y filtros: es muy importante que estén en buen estado para mantener el motor en condiciones óptimas.

Claves para conducir de una manera eficiente: 

  • Arrancar el motor sin pisar el acelerador.
  • Utilizar la primera marcha solo para salir.
  • Acelerar de manera progresiva.
  • Utilizar marchas largas a bajas revoluciones.
  • Conducir a una velocidad lo más uniforme posible.
  • Mantener la distancia de seguridad para anticiparse a los imprevistos.
  • Usar el freno motor.
  • En las subidas, conviene retrasar lo máximo posible la reducción de marchas y acelerar ligeramente.