Dehesa de Maladua
El jamón mas caro del mundo Dehesa de Maladua

Si está dispuesto a pagar casi siete euros por una loncha de jamón, el Manchado de Jabugo que se cría en la Dehesa Maladúa es su producto. Para que se hagan una idea, de un jamón de entre seis y ocho kilos se sacan alrededor de tres kilos y medio netos de jamón, lo que permite obtener unas 200 lonchas de 5 gramos y unos 2 milímetros de espesor; pues bien, si hacen los cálculos les saldrá la bonita cantidad de 4.100.-€ por un jamón.

La historia de estos jamones es toda una aventura. En primer lugar, parece que el Manchado de Jabugo nació a principios del siglo XIX del cruce proveniente de un macho blanco inglés y una hembra de Huelva. Aunque no se sabe con exactitud el origen, se cree que procede de un macho large White con trazas de raza asiática y de Duroc Jersey.  

Y luego viene el productor, Eduardo Donato. Allá por el año 2002 vendió su empresa de construcción basada en Cataluña y compró Maladúa, una dehesa abandonada a 8 kilómetros de Cortegana y allí empezó a criar cerdo ibérico de capa negra; a los tres años, en 2005 firmó un acuerdo de colaboración con la Diputación Provincial de Huelva para intentar recuperar la raza de Manchado de Jabugo de la que quedaban muy pocos ejemplares y hoy ya consigue tener una producción de unos cien jamones por año que tienen lista de espera.

Para hacerse una idea de lo que supone producir estos jamones, solo hay que tener en cuenta que estos animales disponen de hasta 30.000 metros cuadrados de monte para su crianza (incluyendo una cascada), andan unos 14 kilómetros diarios y tardan entre siete y nueve años en producirse. Los animales cuentan con una certificación de Ecovalia como producto ecológico y tienen que pasar hasta siete auditorías anuales. Además de la supervisión veterinaria normal, hay otra con formación homeopática que atiende periódicamente a los animales curándoles las heridas con ceniza de encina y aceite de oliva virgen extra y les quitan los parásitos con hierbabuena y pipas de calabaza.

Si a pesar de todo esto les parece que el jamón es caro no tienen que preocuparse: hay lista de espera y difícilmente conseguirían hacerse con uno.

Por cierto … no es pata negra.

Registrese en Club Tiendagastro y consiga ofertas especiales