Vermut
Vermut. ARCHIVO

Hace ya un tiempo que el vermut está de moda aunque para muchos, no es que haya vuelto, es que nunca se ha ido. En cualquier caso, una tendencia que resurge con fuerza a la hora del aperitivo y que ha servido, entre otras cosas, para ampliar la oferta en el mercado y en bares.

Ester Bachs, autora de Guía del vermut, lo sabe mejor que nadie, puesto que ha reunido en esta nueva edición de la guía vermutera las referencias más importantes e interesantes del país para disfrutar de esta bebida.

Por eso le hemos pedido que elija 10 vermuts que merezca la pena probar, combinando tanto clásicos de toda la vida como nuevas propuestas. Una lista que deben tener a mano para quienes estén dando sus primeros pasos con esto del vermut, y que sirvirá a los más veteranos para descubrir nuevas referencias y vermuts de todos los rincones del país.

Miró Rojo. El auténtico vermut de Reus, el de toda la vida. El vermut hecho a base de largas maceraciones de hierbas y plantas medicinales, con hasta 40 botánicos diferentes. Cuesta entre 5 y 6 €.

Yzaguirre Rosado Premium. Porque el vermut rosado también existe y además está bien rico. Toques de hierbas frescas y fruta roja e incluso un punto de caramelo. Un vermut muy suave. Su precio es de unos 7 euros.

Vermut Siset. De la casa Mascaró, famosa por sus brandies, o cuando las holandas (el alcohol destilado para elaborar los vermuts) son legendarias. Se encuentra por unos 9 euros.

St. Petroni Branco. Elaborado con la uva típica de las Rías Baixas, el Albariño, donde se incluye el auténtico pimiento de Padrón (D.O.P. Pemento de Herbón). Unas veces pica y otras no. Cuesta unos 14 euros.

Golfo. Porque la Ribera del Duero, famosa por sus fantásticos vinos de Tempranillo, también ama el vermut. Cuesta unos 13 euros.

Dos Déus Reserva. El vermut del Priorat, en edición limitada. Este vermut envejece durante cinco años en un sistema de soleras con barricas de roble americano. El precio sube hasta unos 25 euros.

Martínez Lacuesta – Reserva Acacia. De la Rioja, de sabor curioso, floral y para demostrar que el vermut envejecido en barrica tiene otro nivel. Entre 10 y 11 euros anda su precio.

Miró & Paco Pérez Rojo Fusión. El vermut también juega en la alta gastronomía con un toque de Arbequina. Palabra de chef con 6* Estrellas Michelin, esencia de la cocina mediterránea y la sofisticación. Cuesta unos 14 euros.

Padró & Co Blanco Reserva. Cuando el vermut blanco se convierte en una delicia por añadir mistela en su receta original. Cítrico y floral, se puede encontrar por menos de 10 euros.

Lustau Rojo. Maestros del sur y de los vinos de Jerez. Combinan los botánicos con las uvas Palomino y Pedro Ximénez para sorprender en sabor y textura. El pecio ronda los 13 euros.