Insomnio
A veces, los problemas nos impiden conciliar el sueño. GTRES

Despertarse de repente en mitad de la noche y sentirse desvelado es un tipo de insomnio más común que el que sufren aquellos que se acuestan y no logran conciliar el sueño.

En primer lugar, llegado el día siguiente, hay que evitar 'recuperar' el sueño perdido, ni siquiera con una siesta. Esto puede ser peor para nuestro ciclo de sueño. Simplemente hay que seguir con las rutinas de siempre.

Pero, ¿qué hacer y qué no hacer cuando nos desvelamos?

Evitar la luz

La luz, sobre todo si es fuerte, es el principal enemigo del sueño. Un exceso de luz puede reducir los niveles de melatonina, la que controla nuestro ciclo de sueño. Si hay que ir al baño, procurar usar una luz lo más tenue posible.

No te quedes en la cama dando vueltas

Es mejor levantarse y hacer algo relajante, como tejer o un pasatiempo, con luz tenue. Eso sí, hay que evitar el móvil o el ordenador.

Si pones la tele, con gafas de sol

Aunque parezca absurdo, los expertos recomiendan el uso de gafas de sol para ver la tele cuando nos desvelamos.

No comas cualquier cosa

Hay evidencias de que comer de madrugada engorda. Además, tu organismo puede considerar la comida como un premio, por lo que cada vez nos costará más dormir si no comemos.

No mires el reloj

Mirar la hora y calcular lo poco que te queda para levantarte a ir al trabajo sólo hará que te estreses más y te cueste más conciliar el sueño.