Minimó, el coche eléctrico de Seat.
Minimó, el coche eléctrico de Seat. Seat

Seat ha dado el gran paso en su estrategia de micromovilidad urbana con la presentación de Minimó en el Mobile World Congress de este año, un modelo desarrollado como plataforma de movilidad que muestra la visión de la compañía sobre la movilidad urbana del mañana.

Minimó se ha desarrollado uniendo lo mejor de los dos mundos, la seguridad y el confort del coche y la agilidad y facilidad de aparcamiento de la moto. En el desarrollo de este concept car 100% eléctrico y con capacidad para dos personas, se ha integrado el sistema de 'battery swap' que permite la recarga completa del vehículo en unos pocos minutos y asegura una autonomía de más de 100 km. Este sistema innovador, al no tener que trasladar los coches a los puntos de recarga, permite reducir los costes operativos del 'carsharing' hasta en un 50%.

El vehículo, de 2,5 m de longitud y 1,24 m de ancho, que ocupa 3,1 metros cuadrados frente a los 7,2 de un coche normal, reduce considerablemente la huella ecológica en la ciudad. Minimó se puede aparcar en los aparcamientos para motos y, en circulación, dos unidades juntas ocupan el mismo espacio que un coche de tamaño medio.

"Minimó también es un vehículo hiperconectado con 5G incorporado que proporciona una experiencia digital fácil y cómoda para el usuario basada en la llave 'Digital Access'. Entre otras funciones, el coche reconoce si el conductor tiene 16 o 18 años para adaptar su velocidad máxima de 45 a 90 km/h, por ejemplo.

Además, mediante el Asistente de Google en Android Auto, el conductor puede centrarse en la carretera y mantener sus manos en el volante mientras interactúa con su voz con el vehículo para obtener respuestas, gestionar tareas y controlar los diferentes medios", explica Luca de Meo, presidente de Seat.

El aliado de las ciudades

Con un concept car como Minimó, Seat busca contribuir a reducir la huella de vehículos en los núcleos urbanos. Bajo este objetivo, la compañía está trabajando junto a las administraciones municipales para conocer su punto de vista y sus necesidades específicas.

Como consecuencia de este trabajo conjunto, Seat analizará las posibilidades de integrar las propuestas de las autoridades públicas y los ciudadanos en el desarrollo del vehículo en busca de soluciones con una finalidad común: mejorar la movilidad urbana.