Puerto USB público
Imagen de archivo de un puerto USB público. POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional alertó el pasado lunes a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter de los peligros de utilizar un puerto USB público para cargar nuestro teléfono móvil, ya que el dispositivo podría ser hackeado.

Del mismo modo que al conectar el teléfono a un ordenador se puede acceder a su memoria, al enchufar el teléfono a este puerto USB público, cualquiera podría tener acceso a la información almacenada e introducir un malware, por ejemplo.

Para evitar disgustos, lo más recomendable es llevar consigo una batería externa, que además puede ser cargada fácilmente y con total seguridad en los puertos USB públicos.

Otra opción es apagar el teléfono móvil antes de cargarlo, para dificultar así a los posibles atacantes el acceso a los datos privados. En tercer lugar, los uuarios pueden llevar encima un cable USB que sea exclusivo de carga y no ermita la transferencia de datos, como la mayoría de los cables USB que se venden junto a los terminales.