Las siete prestaciones tecnológicas que debería tener tu coche nuevo

La conectividad es una de las características más extendidas en los equipamientos tecnológicos del coche.
La conectividad es una de las características más extendidas en los equipamientos tecnológicos del coche.
Freepik

Grandes pantallas táctiles, potentes equipos de sonido, techos retráctiles y asientos calefactables. Estas son solo algunas de las innumerables prestaciones tecnológicas que forman parte de los catálogos que los concesionarios ofrecen a los clientes ante la compra de un nuevo vehículo. Estas alternativas no están solo disponibles en los coches más caros del mundo o en los eléctricos, que parecen situarse como los modelos más novedosos en cuanto a tecnología se refiere. Por ello, los automóviles de todas las gamas disponen de una amplia oferta y decidir qué tecnologías formarán parte de la nueva adquisición no resulta sencillo. Aunque algunos de estos elementos ya vienen de serie, conviene incluir en el nuevo vehículo estas siete prestaciones tecnológicas asequibles para todos los bolsillos ya que ayudan a aumentar la seguridad, la comodidad y el ahorro.

  • Asistentes de aparcamiento. Aparcar es todo un arte que requiere de paciencia y práctica, pero si se cuenta con una ayuda, siempre es más fácil. Así, la gama de asistencias en este ámbito es de lo más variadas, ya que incluye desde simples pitidos hasta grafismos que miden con precisión la distancia con el resto de vehículos. Entonces, será una decisión según el presupuesto que se esté dispuesto a invertir, pero una de las apuestas más habituales es la inclusión de cámaras que muestran imágenes en tiempo real. Los modelos más exclusivos incluso son capaces de aparcar de forma autónoma.
  • Conectividad. Es una de las características más repetidas en los catálogos automovilísticos puesto que es una de las grandes apuestas de los fabricantes para permitir una mejora en la conexión entre el automóvil y los diferentes dispositivos del usuario. De nuevo, la oferta es amplia, pero no debería faltar una conexión bluetooth o por USB y los sistemas de audio y navegación que garanticen la seguridad durante la conducción. Aquí se incluyen los controles por voz, cada día más extendidos.
  • Start&Stop. Ahorrar combustible para ser eficiente es uno de los aspectos que más buscan los compradores a la hora de encontrar el vehículo perfecto. Por ello, que el coche disponga de la opción de que el motor deje de trabajar cuando el automóvil se detenga es una característica esencial, sobre todo, para los conductores urbanos que deben detener el coche de forma constante en la ciudad. De esta forma se ahorra combustible y emisiones.
  • Control de crucero. Los excesos de velocidad pueden conllevar multas y graves accidentes. Para evitarlos, con esta tecnología, se mantiene el ritmo adecuado en la carretera y, además, suele combinarse con sistemas de advertencia en casa de superar el límite de velocidad establecido.
  • Luces automáticas. La evolución de la iluminación de los coches ha conllevado un aumento en la seguridad, ya que su función es ver y ser visto. En la importancia del uso correcto de las luces radica esta prestación tecnológica que adapta de forma automática el nivel de luz tras medir la luminosidad ambiental.
  • Frenada automática. Igual que en las luces, la frenada automática garantiza una mayor seguridad, al frenar a fondo si el conductor no reacciona. Algunos sistemas cuentan con detección de colisión con el que avisan mediante señales que esta puede llegar a producirse.
  • Ayuda de arranque en pendiente. Parar el coche en una cuesta y ponerlo en marcha es una ardua tarea que, ahora, facilitan los sistemas de arranque en pendiente. Estos mantienen el coche frenado unos segundos aunque el conductor deje de pisar el freno para que pueda realizar la maniobra de arranque con más comodidad y seguridad.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento