Internet
Un hombre navega por Internet. GTRES ONLINE

Los correos electrónicos de promoción, el marketing telefónico y los sistemas de videovigilancia son las tres causas más comunes en las denuncias bajo la nueva ley europea de protección de datos (GDPR, por sus siglas en inglés) en sus primeros ocho meses en marcha.

Según datos difundidos este viernes por la Comisión Europea (CE) con motivo del Día Internacional de la Protección de Datos, que se celebra el próximo lunes, la nueva ley europea ha permitido que los ciudadanos planteen a las autoridades nacionales de protección de datos 95.108 denuncias al considerar que se han violado sus derechos en esta materia.
En un comunicado conjunto, los vicepresidentes de la CE Frans Timmermans y Andrus Ansip, y las comisarias europeas de Consumo, Vera Jourová, y de Economía Digital, Mariya Gabriel, señalaron que uno de los principales objetivos de esta regulación era "empoderar a la gente y darles más control sobre uno de los recursos más valiosos en la economía moderna: sus datos".
"Solo podemos lograr este objetivo cuando la gente sea perfectamente consciente de sus derechos y de las consecuencias de sus decisiones", indicaron.
En términos generales, las nuevas normas buscan devolver a los usuarios el control sobre el uso que las compañías hacen de sus datos y estas tendrán que proporcionar información sobre los fines para los que se van a utilizar, el tiempo durante el cuál se conservarán, con quién se compartirán o si serán transferidos fuera de la Unión Europea (UE).
La nueva legislación también obliga a las empresas a informar a las autoridades en un plazo de 72 horas si han sufrido una filtración, accidental o no, de datos, algo que ha sucedido 41.502 veces desde que la ley entró en vigor, según Bruselas.
Hasta el momento se han impuesto tres multas a empresas por una violación "seria" de la regulación: una de 50 millones de euros en Francia a la estadounidense Google por falta de consentimiento en su publicidad, una de 20.000 euros a una red social en Alemania por no garantizar la seguridad de los datos de sus usuarios y otra de 5.280 euros a un bar de apuestas en Austria por videovigilancia ilegal.
La Comisión Europea instó también a los cinco Estados miembros (Bulgaria, Grecia, Eslovenia, Portugal y República Checa) que no han implementado la legislación necesaria para adaptarse a la ley europea a hacerlo lo antes posible.