Robots de hotel
 Fotografía cedida por Savioke del Recreación publicitaria del robot Relay de la empresa Savioke, respondiendo al servicio de habitaciones en el Hotel Aloft de Silicon Valley. EFE

Llega FITUR y con ella no sólo el turismo de hoy, sino el de mañana. Dentro de la Feria Internacional de Turismo de Madrid se celebra FiturtechY, un paseo por el futuro que le espera a nuestros viajes. Organizado junto al Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), será el foco de atención de todos los profesionales que quieran estar a la vanguardia y conocer las nuevas herramientas y tendencias presentes y futuras.

Este año, el lema es "la tecnología como el quinto elemento”, tecnología que permite acercar y jugar con las emociones del viajero, crearlas e incluso cambiarlas. Y es que, a través de las tecnologías se pueden conocer las emociones, generar una experiencia única, positiva y personalizada en el hotel. ¿Qué herramientas generan información sobre las emociones?

Hay herramientas tecnológicas que ya se aplican en el sector turístico como Blockchain, Inteligencia Artificial, Big &Smart Data, Machine Learning, robótica, asistentes virtuales, chatbots o realidad virtual y aumentada que ya facilitan un gran volumen de información para tomar decisiones y tocar las emociones.

Los asistentes a FiturtechY podrán reflexionar, debatir y conocer las innovaciones presentes y futuras que están transformando el sector, en cuatro foros simultáneos sobre negocios (#techYnegocio); gestión del destino (#techYdestino); la sostenibilidad (#techYsostenibilidad), y tendencias de futuro (#techYfuturo).

El #techYhotel, esto es, el hotel del futuro, permitirá conocer las últimas innovaciones para el sector hotelero. En este espacio los asistentes podrán ver y experimentar el uso e implementación de nuevas tecnologías y herramientas innovadoras en el entorno de un hotel.

De la teoría a la práctica: el hotel del futuro

La visita empezará con el proceso de check-in, un proceso que gracias a una aplicación podrá gestionar el propio cliente en menos de 30 segundos y elegir para abrir la puerta con una tarjeta, con un código, un smartphone o con unas pulseras. En la recepción se expondrá un sistema de TPV táctil con posibilidades de ser móvil ya que tiene un lector de DNI/Pasaporte integrado.

Robots en el hotel. ¿Para qué? Las potencialidades de uso de la robótica social en el sector turístico son muchas. Así, un robot Pepper recibirá a los visitantes en la zona vip para darles la bienvenida. Otros dos proporcionarán información sobre el programa de ponencias y la agenda del evento gracias a su capacidad para dialogar, interactuar y empatizar con las personas, complementando el diálogo con información visual a través de la tablet situada en su pecho.

Ya en la habitación encontraremos un dispositivo móvil que ofrece al cliente la posibilidad de interactuar con los servicios del hotel incluso estando fuera del establecimiento; también se puede utilizar para hacer llamadas, y a nivel de domótica nos permite controlar los sistemas de luz, sonido, etc de la habitación.

En la habitación, un espejo interactivo, conectado con la ficha del cliente, permite detectar las emociones del cliente y ofrecerle servicios del hotel, además contrasta la ropa que llevamos y la relaciona con el tiempo que hace y así, ofrece consejos prácticos. Además, habrá una solución que también personalizará la habitación mediante olores con el elemento que hayamos seleccionado en el check-in, pudiendo cambiarse durante su estancia.

Podremos acceder a la prensa internacional tanto desde una tablet, el móvil o la propia televisión de la habitación. La tele está escondida. Es interactiva y solo aparece en el momento en que se enciende. Permite poder ver en ella los contenidos que el cliente tiene contratados desde sus dispositivos.

El colchón también es inteligente y, mediante una pulsera con sensores, analizará la calidad del sueño y ofreciendo recomendaciones para mejorar el descanso. Dentro de la propia habitación habrá un espacio de meditación con clases de yoga a cargo de un robot. De ahí podremos pasar a la zona wellness y spa.

Un baño sostenible. Tiene unas griferías que reducen el consumo de agua y garantizan un mayor ahorro energético. Mediante el sistema In-wash, las funciones de lavado y secado residen en el mismo inodoro.

En la misma habitación, también tendrá una zona de entretenimiento, donde se podrán ver las soluciones de realidad aumentada y realidad virtual, en la que podremos percibir, por un lado, que entramos en un cuadro, con una experiencia inmersiva, percibiendo distintas sensaciones, y, por otro lado, con una experiencia en la que vivirás la sensación de una caída libre.