Chuletón de buey
VArios chuletones, a punto de ser cocinados. LA GULATECA

Salud, medioambiente o más conciencia por el sufrimiento animal. Estos suelen ser los tres principales argumentos esgrimidos por los defensores de la dieta vegetariana o por quienes abogan por reducir el consumo de carne. Y parece que el mensaje va calando porque, según revela un informe, aunque una clara mayoría de los españoles siguen siendo omnívoros, las opciones sin carne cada vez son más populares.

Los datos revelados por este estudio internacional son bastante sorprendentes porque aseguran que el 20% de la población de España ya sigue dietas sin carne. ¿De verdad 1 de cada 5 españoles no consume carne? En realidad no lo hace habitualmente, porque la mayor parte de ese porcentaje (16%) corresponde a quienes siguen una dieta flexitariana, es decir, con un consumo de carne puntual y bastante reducido.

Mucho más reducido es el porcentaje de población que sigue una dieta vegetariana (2%), vegana (1%) y pescetariana -no come carne, pero sí pescado- que representa otro 1%, sumando un total del 4% de la población.

Pese a ello, las cifras presentan un cambio notable respecto a las de principios de 2017 cuando un estudio hablaba de un 8% de población que no comía carne de forma habitual sumando los 4 citados grupos. Crece sobre todo el número de flexitarianos, lo que refuerza esa idea de que se reduce la ingesta general de carne sin necesidad de ser vegetarianos.

¿Se trata de una tendencia -algunos hablan incluso de moda- reciente? Así parecen sugerirlo algunos de los datos expuestos, como que más del 30% de todos los grupos que no consumen carne o lo hacen de forma muy ocasional han optado por este tipo de alimentación en los últimos 6 meses.

Con estas cifras, España se sitúa en el puesto número 17 mundial en lo que respecta a dietas sin carne. Sin duda, un dato sorprendente dada la importancia de este producto dentro del recetario tradicional, si bien la dieta mediterránea y su apuesta por legumbres, verduras y pescado también juega a favor en este caso.

De todos modos, el país se sitúa dentro de la media mundial en lo que respecta a tipos de dieta: ommívoros (73%), flexitarianos (14%), vegetarianos (5%), veganos (3%) y pescetarianos (3%).