Un hombre en bicicleta por la ciudad.
Un hombre se transporta en bicicleta por la ciudad. EUROPA PRESS - Archivo

La ciudad italiana de Bolonia, situada al norte de Italia, ha creado una forma de premiar a sus ciudadanos por usar el transporte público, la bicicleta o hacer los trayectos a pie.

El sistema se organiza en torno a una aplicación, Bella Mossa (Buen trabajo), donde registras los viajes que haces y obtienes puntos a cambio por hacerlo por una vía ecológica. Esos puntos pueden canjearse en los distintos establecimientos adscritos al programa.

Allí, los ciclistas pueden obtener cervezas, helados, entradas de cine y descuentos como recompensa por su respeto por el medio ambiente.

Eso sí, la app detecta si se hace trampa, ya que posee un sistema de GPS que puede rastrar la velocidad y el tiempo de duración del viaje. "El sistema de recolección de puntos no está basado únicamente en la distancia del trayecto, sino también en el número de viajes. Siempre tienen que realizarse de un modo sostenible", explica el planificador urbanístico Marco Amadori en declaraciones a la BBC.

Al final del viaje la aplicación dice el CO2 que se ha evitado producir con el viaje realizado. El sistema, financiado por la Unión Europea y el Ayuntamiento de Bolonia, ha obtenido un gran respaldo por parte de los comercios locales y de los ciudadanos.