Pedicura con peces 'garra rufa'
Pedicura con peces 'garra rufa'. ARCHIVO

Los médicos han confirmado que la separación de las uñas de los dedos de los pies que sufría una mujer se debió a una pedicura de peces, según el informe que publicado este martes la revista JAMA Dermatology.

La mujer se realizó la pedicura seis meses antes de empezar a sufrir los efectos. En conctreto, había sumergido sus pies en una bañera de agua llena de pequeños peces que según le dijeron que se comerían la piel muerta ante la falta de plancton cerca.

"Esto es probablemente más común de lo que pensamos", según la autora del informe, la Dra. Shari R. Lipner, profesora asistente de dermatología en Weill Cornell Medicine.

"No vimos la [uña] caerse hasta meses después del evento y por eso resulta difícil para los pacientes y los médicos hacer esa conexión, especialmente si ni siquiera saben que las pedicuras de peces pueden llevar a eso".

Este fenómeno es conocido por los médicos como onicomicosis, por lo general provoca la caída de la uña mucho después de que un evento (como una lesión) detiene el crecimiento de las uñas.