Compras online semana de internet ciberdelincuentes hacker
Compras online semana de internet ciberdelincuentes hacker PEXELS

Uno de los principales requisitos que tenemos en cuenta para seleccionar el alojamiento de nuestras próximas vacaciones es que tenga WiFi gratis disponible. Sin embargo, esta exigencia puede convertirnos en víctimas de robo de datos o de estafas.

Las redes WiFi que ofrecen acceso gratuito para todos los dispositivos suelen ser redes no cifradas y poco seguras, lo que permite a los 'hackers' acceder con facilidad a los dispositivos conectados.

El problema está en que estos WiFi no utilizan la seguridad WPA (WiFi Protected Access), el sistema que protege las redes inalámbricas y que cifra los datos en texto que se envían. Al no cifrar estos datos, la seguridad de la red permite que los atacantes intercepten, controlen o manipulen la información.

Los piratas informáticos han encontrado un objetivo fácil en los hoteles, especialmente en temporada alta. Realizan un espionaje a través de escuchas y registro de los dispositivos para extraer datos personales o información confidencial.

"La banda criminal compromete las redes WiFi del hotel y luego espera a que la víctima inicie sesión en la red, antes de engañarla para que descargue e instale una puerta trasera, que a su vez infecta el dispositivo con software espía", ha explicado David Emm de Kaspersky Lab.

Cuanto más lujoso sea el alojamiento más atractivo resulta para los 'hackers' porque el estatus del hotel suele coincidir con el de sus huéspedes, muchas veces ejecutivos de empresas importantes.