McVegan
McVegan, las hamburguesas veganas llegan también a McDonald’s LA GULATECA

Menos carne y más vegetales. Un consejo habitual cuando se habla de una dieta más sana pero que, trasladado al mundo de la comida rápida, no siempre resulta tan buena idea como cabría pensar porque, igual que ocurre con otros alimentos, la comida vegetariana procesada no es tan sana como muchas veces se cree.

Algo a tener muy en cuenta a raiz del auge de las opciones vegetarianas y veganas en numerosas cadenas de comida rápida, y de que la proteina vegetal poco a poco se vaya haciendo un hueco en el mundo de las hamburguesas y otros platos. Sin ir más lejos, recientemente McDonald's anunciaba el estreno de su McVegan, una hamburguesa totalmente libre de productos animales.

Y aunque a priori parezca una buena idea en términos de salud y sostenibilidad medioambiental, los nutricionistas no lo tienen claro. Al menos eso es lo que  señalaba The Daily Mail en un artículo en el que comparaba diferentes platos de cadenas como ChipotleShake Shack.

Más calorías y más sal

En realidad, el problema es el mismo que cuando se analizan muchas de esas hamburguesas vegetales que se comercializan envasadas: los ingredientes y aditivos necesarios para dar sabor a productos que, como el tofu, por sí solos no son especialmente sabrosos. Es ahí donde, por ejemeplo, se recurre a una cantidad de sal mayor que en los platos con carne, lo que no resulta especialmente saludable.

Aunque lo de medir calorías no siempre es una buena idea según las últimas tendencias en nutrición, tampoco en ese análisis las opciones vegetarianas salen muy bien paradas respecto a los platos convencionales. Un ejemplo muy conocido es el de las ensaladas -con pollo, eso sí- de algunas de estas cadenas que, sólo con el aliño, ya superan en calorías a una hamburguesa.

Y aunque es verdad que los platos vegetarianos de estos locales suelen tener un mayor aporte de fibra, el problema -señalan las fuentes citadas por el diario británico- es que mucha gente identifica vegetal con sano, y eso no siempre es así cuando se habla de comida rápida. Ocurre lo mismo -señalan- que con unas galletas de chocolate light: por mucho que se haya reducido su contenido de azúcar y grasas, siguen sin ser algo sano.

¿La solución? Efectivamente, una dieta con más fruta, legumbres y vegetales. Pero, sobre todo, con más comida casera y menos alimentos procesados. Recetas como esta hamburguesa de avena y legumbres son una gran idea para comer sano y no echar de menos las hamburguesas.