Compra, supermercado, carrito, saludable.
Compra, supermercado, carrito, saludable. CHRIS WHITEHEAD

Cada vez se habla más de gastronomía pero, en realidad, se cocina menos. Una advertencia que suena desde hace años y que los datos confirman cada vez que se analizan los hábitos de compra y alimentación del país. Y lo cierto es que un reciente estudio publicado por Public Health Nutrition sobre Europa no invita a ser demasiado optimistas.

Según este estudio, más del 20% de los alimentos que se consumen en España pertenecen a lo que se conoce como comida ultraprocesada. Es decir, fruto de un proceso industrial (preparados, comida ya lista para consumir, snacks, refrescos...) y no elaborada en casa o fuera a partir de productos frescos.

Un dato realmente preocupante pero que, como siempre, admite diferentes lecturas según el contexto en el que se analice. La buena noticia -por decirlo de algún modo- es que ese 20,3% español es menos de la mitad que el alarmante 50,7% del mercado inglés, que tiene el dudoso honor de liderar este ranking sobre consumo de alimentos ultraprocesados.

Portugal y Francia mejor que España

Según este estudio elaborado a partir de datos de 19 países europeos, nuestros vecinos portugueses son los que mejor comen del continente, con un consumo de poco más del 10% de comida procesada. Buenos datos también para Francia, que con un 14,2 % se sitúa notablemente por debajo de España, igual que Italia, segunda por la cola en esta lista con un 13,4%.

Más allá de los datos que dibujan un mapa en el que parece claro que el norte come bastante peor que el sur -Finlandia, Bélgica y Alemanía superan el 40% en su tasa de consumo de comida procesada-, los expertos advierten que estos datos suponen un grave problema de salud pública a corto y medio plazo porque este tipo de comida implica siempre altos niveles de sal y azúcar en la dieta de los consumidores.