Móvil
Para que el menor pueda utilizar este método de pago será necesario el permiso paterno. ARCHIVO

La operadora Orange España ha dado un nuevo paso en la utilización del móvil por parte de los menores al lanzar un servicio que permite a aquellos con más de 12 años hacer pagos de hasta 250 euros con su dispositivo, ha anunciado este viernes la compañía.

El servicio se ha incorporado como una nueva funcionalidad a la aplicación Orange Cash, lanzada por la operadora gala hace ya dos años y que permite incorporar al móvil tarjetas de crédito o débito en modo prepago.

La cantidad máxima de pago serán 250€Orange ha asegurado en un comunicado que con esta nueva funcionalidad, los padres y tutores podrán controlar el gasto de los menores, al ser los únicos que pueden activar el servicio de pago y realizar las recargas en las tarjetas cargadas en la aplicación.

El padre o tutor podrá recargar la cuenta del menor cómodamente desde su propio móvil, hasta la cantidad máxima de 250 euros, y también gestionar completamente la cuenta del menor desde una página web, donde podrá ver, asimismo, el saldo disponible y el historial de transacciones y bloquear la cuenta, si fuera necesario, para evitar nuevos pagos, ha añadido la compañía.

La única que permite el pago a menores

La aplicación Orange Cash, que cuenta ya con 150.000 usuarios en España y puede utilizarse para pagos en comercios físicos o compras en internet, es hasta la fecha la única de una operadora en España que permite el pago por móvil a menores.

Según una reciente encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE), el uso de teléfono móvil por parte de los niños se dispara a partir de los 12 años.

Un 25 % de los niños de 10 años ya usa teléfono móvil, a los 11 años pasan a tenerlo un 45,2 %; a los doce, un 75 %; a los trece, un 83,2 %; a los catorce, un 92,8 %; y a los quince, un 94 %, de forma que desde los catorce años nueve de cada diez niños disponen de móvil.