VIH
Imagen del virus del VIH al microscopio. ZEISS MICROSCOPÍA / FLICKR

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado este jueves que se observa una tendencia al aumento de la resistencia del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del sida, a los tratamientos antirretrovirales estándar, según estudios realizados en un grupo de países de África y Latinoamérica.

"Esta situación amenaza los progresos globales en el tratamiento y prevención de la infección de VIH si no se toman acciones rápidas y efectivas", ha señalado el director del departamento de VIH y programa de hepatitis global de la OMS, Gottfried Hirnschall, en rueda de prensa.

Hirbschall explicó que la OMS ha recibido datos nacionales de once países que han evaluado de forma específica la resistencia a los antirretrovirales, de los que en seis se ha constatado que más del 10 % de casos presentan este grave problema. En Latinoamérica, éstos son Argentina, Nicaragua y Guatemala; y en África, Namibia, Uganda y Zimbabue.

El resto de países que presentaron datos fueron México, Brasil, Colombia, Camerún y Birmania, que junto a los seis anteriores son los primeros que han realizado tal estudio conforme a los criterios de la OMS.

La utilidad de esta información -agregó- es que la OMS recomienda a los países con una prevalencia de más del 10 % de casos de resistencia "que revisen de manera urgente sus programas de tratamiento de VIH".

Causas desconocidas

Sobre las razones para que el problema de la resistencia sea mayor en unos países que en otros, la experta de la Unidad de Tratamiento y Atención de VIH de la OMS, Silvia Bertagnolio, explicó que únicamente se pueden dar argumentos "especulativos".

Estos pueden relacionarse con la calidad de los servicios, la cobertura de la atención, la tasa de infectados que abandonan el tratamiento o que se medican de manera incorrecta.

La resistencia al VIH se desarrolla cuando el infectado no respeta el tratamientoAsimismo, los expertos han asegurado que este listado de países de ninguna manera implica que sean los únicos o más afectados por esta situación, sino que es necesario que otros países repliquen estas evaluaciones nacionales.

La resistencia al VIH se desarrolla cuando el infectado no respeta el plan de tratamiento, en la mayoría de casos porque no tiene acceso a una atención sanitaria apropiada. Ese virus resistente, a causa de mutaciones que sufre, puede ser transmitido a otras personas.

Las estimaciones más recientes indican que hay 36,7 millones de personas que viven con el VIH en el mundo, de los que el 19,5 por ciento tienen acceso a terapias antirretrovirales.