Las carreteras convencionales son las que más fatigan a los conductores españoles

  • La fatiga es la cuarta causa de siniestralidad en las carreteras españolas.
  • Parar a descansar y consumir bebidas refrescantes mejora la atención del conductor y reduce los síntomas de la fatiga.
  • El 55% no cumple con los tiemos recomendados de descanso y un 6% hace todo el trayecto sin ningún descanso.
  • ESPECIAL: Seguridad Vial.
La fatiga es la cuarta causa de siniestralidad en las carreteras españolas, según datos de la Dirección General de Tráfico.
La fatiga es la cuarta causa de siniestralidad en las carreteras españolas, según datos de la Dirección General de Tráfico.
DGT

Los meses de verano son los de mayor siniestralidad en carretera, por lo que prestar atención durante los desplazamientos se convierte en un ejercicio de especial importancia para los conductores. De junio a septiembre se esperan millones de desplazamientos en las carreteras españolas, tres meses marcados por el fuerte calor y en un año en el que las principales "operaciones salida" de las vacaciones coinciden con fin de semana y con puentes.

En estos viajes por carretera es cuando resulta más necesario combatir el cansancio y la somnolencia, así como mantener un buen nivel de hidratación para evitar riesgos. El RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA), con el apoyo de la DGT, han puesto en marcha una nueva edición de la campaña "Un refresco, tu mejor combustible", cuyo objetivo es concienciar de la importancia de la hidratación durante la conducción.

El elevado número de kilómetros recorridos, las altas temperaturas, la intensidad del tráfico en ruta y las prisas por llegar al destino, son algunos de los factores que más influyen en la aparición de la fatiga al volante. Algunos de los síntomas que identifican este cansancio son: la pérdida de concentración, el picor de ojos, la visión borrosa, el parpadeo constante, la necesidad de moverse en el asiento, deshidratación y como último síntoma, la somnolencia.

La fatiga afecta a la capacidad de procesar la información del tráfico ya que estos síntomas ralentizan al conductor en la toma de decisiones y se incrementa el tiempo de reacción ante cualquier situación de peligro.

Estudio sobre la fatiga en los desplazamientos de verano

Se ha preguntado a más de 1.000 conductores que van a realizar largos recorridos durante estas vacaciones sobre cómo les afecta la fatiga en su conducción. El 92% de los encuestados declara viajar acompañados, especialmente por la pareja o la familia, por lo que existe la posibilidad de turnarse al volante para prevenir la aparición de la fatiga. El 55% de los conductores que viajan acompañados afirman que únicamente ellas conducen en el trayecto. Entre los jóvenes de 18 a 24 años, el 38% conduce solo él, en edades entre los 55 a 64 años, es el 59% los que conducen solo ellos y en mayores de 65 años alcanza el 80%.

La mayor parte de los trayectos se realizan por autopistas y autovías, pero son las carreteras convencionales de doble sentido las que cansan o fatigan en mayor media. La edad es un factor clave en este punto: a mayor edad del conductor, más fatigado se siente en este tipo de vías.

Pautas de descanso e hidratación

Hay que realizar paradas cada dos horas o 200 km en trayectos largos, de esta forma se mantendrá el nivel de atención, los reflejos y una condición física que permita realizar el trayecto en unas condiciones óptimas. En las paradas hay que bajar del vehículo, realizar ejercicios de estiramiento y rehidratar al organismo. El 55% de los conductores señala que para cada dos horas y un 6% admite no realizar ningún descanso durante el viaje.

La fatiga es la cuarta causa de siniestralidad mortal en las carreteras españolas. El 84% de los conductores considera que la somnolencia y el cansancio suponen un gran riesgo en la carretera, pero en la práctica son muchos los que no siguen los consejos para evitarla. La campaña "Un refresco, tu mejor combustible" volverá a recordar la importancia de la prevención.

Consejos para evitar la fatiga en verano

  • Conducir descansado: dormir un mínimo de 7 horas e intentar evitar viajes después de la jornada laboral.
  • Viajar de forma cómoda reduce la fatiga, por ello hay que ajustar bien el asiento, el reposacabezas y colocar el volante de forma adecuada.
  • Tomar la conducción de forma relajada y no intentar recuperar el tiempo perdido tras un atasco.
  • No bajar la vigilancia en los kilómetros finales, ya que muchos accidentes se producen en estos momentos.
  • Durante el viaje hay que descansar cada dos horas o 200 kilómetros y aprovechar para hacer unos estiramientos para recuperar el tono físico.
  • Mantenerse hidratados, ya que la falta de líquidos provoca una reducción de la atención, dolor de cabeza y cansancio muscular.
  • Tomar bebidas refrescantes ya que ayudarán a despejarse y mejorar los niveles de atención.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento