Células asesinas para combatir el cáncer

  • La NK son aquellas células en nuestro organismo con capacidad para detectar otras células que presentan un peligro para la salud.
  • Científicos han detectado una proteína que actúa como freno de estas.
  • Esta proteína controla la capacidad de las NK para destruir sus células tumorales diana.
Laboratorio de investigación contra el cáncer.
Laboratorio de investigación contra el cáncer.
GTRES

El cuerpo humano está constantemente luchando contra el desarrollo de células que den lugar a tumores, pero cuando existe una alteración en este proceso el cáncer queda libre para desarrollarse. Investigadores del Instituto Walter y Eliza Hall, dirigidos por los doctores Sandra Nicholson y Nicholas Huntington, junto con sus colegas del Instituto Queensland de Investigación Médica (QIMR), ambas entidades en Australia, están investigando maneras de 'encender' nuestras células asesinas naturales (NK, por sus siglas en inglés, Natural Killer).

"Las células asesinas naturales son una parte clave de nuestro sistema inmune que localizan otras células que presentan un peligro para la salud, ya sea porque están infectadas o porque se están convirtiendo en una célula de cáncer", señala Nicholson.

Existen células asesinas naturales para detectar y destruir las células anormales en el cuerpo antes de que esas células pasen a convertirse en tumores o antes de que la infección se disemine. Sin embargo, los investigadores señalan que se sabe que células anormales a veces se escapan del sistema inmune y se convierten en un cáncer.

Los científicos de este trabajo identificaron una proteína de "freno" dentro de las células asesinas naturales que controla su capacidad para destruir sus células tumorales diana. En su artículo recién publicado en Nature Immunology, demostraron que cuando se retira este freno en un modelo experimental, las células NK son más capaces de proteger el cuerpo contra el melanoma metastásico.

Las células asesinas naturales dependen de un factor de crecimiento llamado interleucina 15 (IL15) para activarse. La investigación de los doctores Nicholson y Huntington ha demostrado que un inhibidor de la proteína fabricado dentro de las células asesinas naturales limita la capacidad de las células NK para responder a IL15 y matar las células cancerosas.

Al identificar por primera vez cómo esta proteína inhibe respuestas de las células NK, ahora esperan que un medicamento pueda desarrollarse para mejorar la respuesta a este factor de crecimiento y ayudar a los pacientes a combatir el cáncer con su propio sistema inmunológico.

"Se trata de aprender cómo activar las células NK de cada paciente y mejorar su sistema inmunológico para combatir la enfermedad", destaca Huntington. "Tenemos la esperanza de que nuestra investigación dé lugar a nuevas inmunoterapias que activen las células asesinas naturales del cuerpo y las mantengan en un estado de gran actividad para combatir de manera más eficiente y específicamente el cáncer", augura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento