Niños jugando al fútbol
Adolescentes jugando al fútbol en una foto de archivo GTRES

La alimentación afecta a nuestro rendimiento intelectual. De hecho, los niños que van al colegio sin desayunar pueden rendir menos. Y al igual que la alimentación, también la actividad física influye. Según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el ejercicio físico mejora el rendimiento académico.

El tono muscular no influye ni positiva ni negativamenteLos investigadores analizaron los efectos de la capacidad cardiorrespiratoria, la fuerza muscular y la capacidad motora, que se consigue mediante el desarrollo de actividad física, en el rendimiento académico de estudiantes, y observaron que tienen impacto en el desempeño escolar.

El estudio, publicado en Journal of Pediatrics, demuestra que la capacidad cardiorrespiratoria y la habilidad motora son concretamente los efectos del ejercicio que tienen mayor impacto en la mejora el rendimiento académico.

El estudio se basó en el análisis de los expedientes académicos de más de 2.038 estudiantes con edades comprendidas entre los 6 y los 18 años y en encuestas sobre las actividades físicas que realizaba cada uno.

Posteriormente, les fueron practicadas pruebas físicas para medir su capacidad respiratoria, sus habilidades motoras y el tono muscular. La investigación se enmarca en el proyecto Up & Down, que trata de investigar los efectos de la actividad física sobre la salud física y psicológica de los escolares.

"Una mejor respiración alienta la comunicación entre las células y la habilidad motora favorece la concentración", señala la coordinadora del trabajo, Irene Esteban-Cornejo, del Departamento de Educación Física, Deporte y Motricidad Humana de la UAM. En su opinión, "tener una buena salud cardiorrespiratoria y coordinación motora pueden, hasta cierto punto, reducir el riesgo del fracaso escolar".

Además, los investigadores de la Autónoma de Madrid observaron que, mientras el tono muscular no influía positiva ni negativamente en los estudiantes.