La comida orgánica solo es algo más sana que la convencional

  • No aporta más nutrientes ni presenta menor riesgo para la salud.
  • Apenas se distingue el contenido en vitaminas, grasas y proteínas.
  • En el caso de los gérmenes sí hay diferencias: en carnes no orgánicas los gérmenes tienen un 33% mayor riesgo de ser resistentes a los antibióticos.
Una bolsa de rúcula con el logo de producto orgánico de la UE.
Una bolsa de rúcula con el logo de producto orgánico de la UE.
FLICKR/simonleuf

Tanto gastar un poco más en alimentación, tanto esmerarse en acudir a tiendas con conciencia, en buscar productos "más naturales", y resulta que los alimentos orgánicos apenas son un poco más sanos. Eso aseguran científicos norteamericanos en un estudio que publica la revista Annals of Internal Medicine.

La conclusión del trabajo de investigadores de la Universidad de Stanford es que los alimentos biológicos no aportan más nutrientes ni presentan menor riesgo para la salud, y que por lo tanto son apenas un poco más sanos que los convencionales.

La comida orgánica la componen alimentos sin aditivos químicos ni sustancias de origen sintético. Son además, productos que garantizan una mayor protección del medio ambiente por el uso de técnicas no contaminantes.

Seleccionaron 223 investigaciones previas relacionadas con los nutrientes o con el riesgo que presentan las bacterias, hongos y pesticidas. El resultado fue que los alimentos biológicos no eran tan distintos; de hecho, apenas se distingue el contenido en vitaminas, grasas y proteínas.

Sí reconocen algunas diferencias respecto a los pesticidas y antibióticos. Una dieta con frutas y vegetales orgánicos puede reducir hasta 30% la exposición a pesticidas. En todo caso, el estudio aclara que la cantidad medida en productos cultivados convencionalmente también está dentro de los límites seguros.

Gérmenes y bacterias

En el caso de los gérmenes resistentes a los antibióticos, los científicos encontraron grandes diferencias. El estudio asegura, como vienen haciendo otros especialistas, que orgánico o no, las probabilidades de contaminación bacteriana en el alimento son iguales.

Sin embargo, cuando las bacterias están presentes en el pollo o el cerdo, los gérmenes en las carnes que no son orgánicas tienen un 33% mayor riesgo de ser resistentes a los antibióticos.

La doctora Dena Bravata, investigadora de Stanford, afirma que hay muchas razones para elegir alimentos orgánicos en lugar de los convencionales, desde por cuestiones ambientales hasta por su mejor sabor, pero cuando se trata de la salud "no hay mucha diferencia".

Los alimentos orgánicos representan un 4,2% de las ventas en alimentación en Estados Unidos. Este sector logró en 2011 en ese país unas ventas de 31.400 millones de dólares (algo más de 25.000 millones de euros), por los 3.600 millones (2.875 millones de euros) de 1997.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento