Siesta
Un niño durmiendo la siesta en el sofá junto a su madre.

La siesta es sana. Sus beneficios van más allá de lo evidente; por ejemplo, la siesta puede favorecer la recuperación cardiovascular y también mejora la capacidad de aprendizaje.

Pero la siesta tiene su medida para resultar sana. La siesta que más beneficia a la salud es aquella que dura un máximo de 30 minutos y que se realiza en el sofá. Lo asegura el coordinador del grupo de trabajo de Salud Mental de la Sección del Sueño de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Enric Zamorano.

Es más malo no dormir que no comerLa siesta es un ciclo natural del cuerpo. Después de comer, el organismo experimenta una sensación de cansancio que hace necesario que, normalmente, se tenga que echar una pequeña siesta o se tomen bebidas excitantes para poder seguir con el mismo ritmo de actividad.

Pero las siestas pueden ser también negativas. El experto recuerda que en el caso en el que la duración sea demasiado larga, puede provocar que por la noche no se tenga sueño: "Echarse la siesta es cuestión de poco tiempo y de no tener un sueño profundo porque, de lo contrario, puede provocar que no duermas por la noche".

La siesta ideal

  • La siesta es una especie de sueño corto recuperador.
  • No debe durar más de 30 minutos.
  • Dormir siesta de más de media hora distorsiona sus efectos positivos.
  • Una siesta de 40 minutos o más altera el ciclo del sueño nocturno.
  • Se recomienda un sofá o una silla cómoda en lugar de la cama.
  • No se aconseja siesta a las personas con insomnio.
  • Una cabezadita mejora física y mentalmente a las personas.

"Es más malo no dormir que no comer", recalca el doctor Zamorano para zanjar insistiendo en la importancia que tiene realizar una siesta corta y no muy profunda.

De España al mundo

La NASA ha sido el último organismo científico en alabar los beneficios de la siesta, subrayando que el bienestar que ofrece es incomparable a cualquier otra solución médica. Eso sí, la institución precisa que para que sea modélica no debe exceder de los 26 minutos.

Los datos aportados por la Junta de Seguridad en el Transporte de EE UU (NTBS) han demostrado la mejora de la efectividad de los controladores aéreos. El estudio determina que un sueño de 26 minutos ayudaría a mejorar un 34% en el rendimiento de estos trabajadores y reforzaría su estado de alerta un 54%.

Si hasta la NASA lo dice... Y cada vez son más los que se suman al "invento español". En Japón, el Gobierno promociona las 'vacaciones siesta' entre funcionarios. Y aquí lo perfeccionamos: en Lepe, pese a los chistes, demuestran mucho sentido común; prohibieron hace cuatro años hacer ruido de tres a seis de la tarde para respetar la siesta.