Tras ser aprobado por el Congreso el pasado 22 de junio, el texto de la nueva Ley de Propiedad Intelectual fue publicado en el BOE el 8 de julio, tal y como recogen en Barrapunto.

Esta ley, que define el canon como un derecho irrenunciable de los autores, no establece aún las cantidades que habrán de pagarse por los diferentes soportes digitales.

La industria y las entidades de gestión, con el visto bueno del Gobierno, pactarán qué soportes serán gravados y qué cantidad se les aplicará.

Estas medidas han supuesto la división entre grupos de empresas e internautas y asociaciones de autores como la SGAE, que hace unas semanas sufrió un ataque a sus oficinas a causa de su apoyo al canon.

A pesar de estos altercados, Teddy Bautista, director de la SGAE, se encuentra satisfecho con los logros alcanzados, como demuestra en una carta recogida por Escolar.net.