Entrevista

Nancy Vermeulen, la mujer que entrena a los astronautas

Nancy Vermeulen, entrenadora de astronautas
Nancy Vermeulen, entrenadora de astronautas
Fotos del archivo personal de Nancy Vermeulen.

Entrenadora de astronautas. ¿A qué suena extraño? Pues sí, esta mujer belga, nacida en la ciudad de Hasselt, se dedica a preparar a futuros viajeros espaciales.

Nancy participará, vía telemática, en el SUTUS 2022, la cumbre mundial de turismo espacial y subacuático cuya tercera edición se celebra del 28 al 30 de septiembre en Marbella. El evento 'Space & Underwater Tourism Universal Summit' no es para tomárselo a broma. Valgan algunos datos para afirmar que es más importante de lo que a primera vista pueda parecer.

Veamos: el turismo de lujo en Europa tiene un valor de entre 130.000 y 170.000 millones de euros, un 22% del total de los ingresos del sector, según la consultora Bain & Company.  El evento reunirá a los principales líderes nacionales e internacionales, entre ellos Sam Scimeni (NASA), Bernard Foing (ESA), Hiroko Asakura (JAXA), Tony Gannon (Space Florida), Simon Jenner (Axiom Space) o Roman Chiporukha (Space VIP). Se presentarán el primer hotel con alojamientos para turistas en el espacio y un superyate futurista que tienen como objetivos principales combatir el cambio climático, la creación de ciudades en el espacio o la Estación Internacional del Océano

Se hablará de la creación de la Agencia Espacial Española (AEE), así que Álvaro Giménez Cañete, astrofísico español delegado especial del Gobierno de España para la Agencia Espacial Española, será el encargado de presentar sus planes para dicha tarea. 

¿Se han dado cuenta de un detalle en las líneas de arriba? Que no aparece ninguna mujer… Pues las habrá, y muy importantes. por allí pasearán su experiencia Susan Kilrain, comandante astronauta retirada, Pascale Ehrenfreund (astrobióloga austríaca que tiene un asteroide con su nombre), Carlota Pérez Reverte (una institución dentro del mundo subacuático), Carmen García Roger, aspirante, con discapacidad, a astronauta de la ESA o Nancy Vermeulen, entrenadora privada de astronautas de la Academia de Entrenamiento Espacial (entre otras, no muchas). Y ella es 'nuestra' persona.

¿Alguna vez quisiste ser astronauta cuando eras niña? Muchos lo hacen. Sueñan con volar por el espacio, entre miles de estrellas y planetas que centellean en la oscuridad. Yo también. Pero para mí era mucho más que el sueño de un niño. Muchas personas superan sus expectativas de la infancia, pero yo no. Para mí ir al espacio no era un capricho infantil. Era una misión. Y a medida que crecí, descubrí cómo convertirme en astronauta. 

Estudió astrofísica, trabajó como científica y pasó gran parte de su carrera como piloto de líneas aéreas comerciales e instructora de vuelos profesionales. "Mi pasión de toda la vida por el espacio y la astronomía me puso en contacto personal con los pioneros de la nueva industria espacial, lo que me llevó a la idea de iniciar un programa de formación para astronautas privados"

No fue fácil llegar hasta ahí. Hizo todo lo posible. Su tozudez era intensa, rocosa, a prueba de bombas… "Hice todo lo que estaba a mi alcance para que eso sucediera. Obtuve un título en astrofísica y una licencia de piloto comercial. Volé un avión de carga en Bagdad durante la segunda Guerra del Golfo. Hice cursos de buceo en aguas abiertas, kitesurf, alpinismo, vuelo acrobático… Cualquier cosa para aumentar mis posibilidades. Trabajé muy duro durante quince años".

Nancy Vermeulen
Nancy Vermeulen
Fotos del archivo personal de Nancy Vermeulen.

¿Y te llegó el momento que esperabas? Surgió el anuncio que estaba esperando: que la Agencia Espacial Europea buscaba seis astronautas. Me dieron la oportunidad de participar en el proceso de selección. Había más de 15.000 candidatos para esos seis puestos. Déjame repetir eso. Quince mil personas querían el mismo trabajo que yo. Entonces, supongo que esas otras personas tampoco superaron sus sueños de la infancia. Pasé toda mi vida preparándome, así que lo intenté de todos modos. Un astronauta tampoco se rendiría…

Nos tienes en ascuas... Y después de todos mis preparativos, todo mi arduo trabajo durante tantos años, finalmente... no lo conseguí. Llegué aproximadamente a 400 finales, pero no estaba orgullosa. Estaba enojada, decepcionada y frustrada. Pero sobre todo, me encontraba  confundida. Había estado entrenando para esto toda mi vida. ¿Y ahora nunca iba a convertirme en astronauta? No sabía qué hacer. Si esta no era mi razón para estar en este planeta, entonces ¿cuál era? Durante un tiempo, estuve muy deprimida. Se podría decir que me sumergí en un ‘agujero negro’.

¿Saliste de ese pozo sin fondo? Sí, pero muy lentamente, paso a paso me di cuenta de que mi fuego no se había apagado por completo y mi llama estaba comenzando a arder nuevamente. Comencé a buscar nuevas posibilidades. Y cuando abrí mi mente, empecé a acercarme a la gente de nuevo. Hice nuevas conexiones y tomé nuevas iniciativas y, finalmente, me invitaron a estar en la mesa principal con Sir Richard Branson en un evento espacial para 100 directores ejecutivos. Richard Branson es el director ejecutivo de Virgin Galactic, un transatlántico espacial que ofrece vuelos de corta duración al borde de la atmósfera. Durante ese almuerzo hablamos de nuestro amor por el espacio.

¿Fue él el que te inoculó otra vez esperanzas? Hablar con un emprendedor pionero como él realmente me inspiró. A diferencia de mí, él no esperó el permiso de nadie para ir al espacio. Simplemente decidió que iba a explorarlo, sin importarle qué podría pasar. Esta mentalidad me animó a hacer lo mismo. En lugar de esperar a que la ESA, la NASA o cualquier otra organización me diera una oportunidad, decidí crear una para mí. Así que regresé a mi país y me convertí en la capitana de mi propio futuro. Porque me di cuenta de que el gobierno ya no es el único que explora el espacio. Compañías como Virgin Galactic, Space X y Blue Origin harán que viajar al espacio sea tan fácil como comprar un billete de avión hoy. Y alguien necesita preparar y entrenar a estas personas para ese viaje. Con todo el conocimiento que había acumulado a lo largo de los años como científica e instructora de pilotos, estaba perfectamente equipada para fundar mi propia Academia de Entrenamiento Espacial. Así que eso es lo que hice.

Ahí queríamos llegar, a tu academia. ¿Cómo funciona? ¿Qué tareas llevas a cabo? Preparo las personas para su primer viaje al espacio. Para esto, utilizo simulaciones y capacitaciones de alto nivel, para que mis alumnos experimenten altas aceleraciones G, privación de oxígeno e ingravidez, sensaciones que tendrán en su viaje espacial. Y eso es solo la parte física. Lo que les fascina aún más es el efecto mental del entrenamiento. Mis alumnos me dicen que recordarán especialmente cómo fueron capaces de superar sus límites personales, tanto físicos como mentales. La capacitación cambió su perspectiva y, de repente, pudieron ver el panorama general. Y esa es probablemente la parte más importante de toda la experiencia.

¿Qué te apasiona del espacio? Cuando le digo a la gente que dedico mi vida a facilitar los viajes espaciales, a menudo recibo respuestas de todo tipo. “¿Por qué queremos ir al espacio?”, preguntan algunas personas. "¿No hemos creado ya suficientes problemas en la Tierra?" O comentan: "Los viajes espaciales comerciales son solo el próximo pasatiempo para los superricos". En realidad, es mucho más complejo que eso. Y es por eso que creé la Academia de Entrenamiento Espacial. Quiero contribuir a la exploración espacial, a la nueva economía espacial y ayudar al público en general a ver el panorama desde todas las perspectivas. Estoy convencida de que la exploración espacial tiene mucho potencial y beneficio económico para muchas personas en todas partes de la Tierra. Y quiero acercar el universo a ellos y viceversa. Porque los viajes espaciales son importantes para todos nosotros.

¿Qué sientes cuando miras las estrellas? Una conexión profunda con todo lo que ha sido, es y será; una sensación de estar conectada con cada ser vivo en el planeta Tierra, ya que estamos todos juntos en la Nave espacial Tierra, volando a través del espacio profundo a velocidades tremendas.

Nancy Vermeulen
Nancy Vermeulen
Wilfried Deferme

¿En qué consiste realmente tu trabajo? Es decir, alguien viene y te dice: "Yo quiero ser astronauta, entréname". No, no funciona así. Las personas no pueden entrenar para ser astronautas profesionales, sin embargo, pueden hacerlo para convertirse en astronautas privados. Lo que hacemos es crear un ‘puente’ entre las empresas que ofrecen vuelos espaciales comerciales y las personas que quieren saber cómo es entrenar como un astronauta o quieren conocer sus límites físicos y mentales. No ofrecemos entrenamientos específicos para misiones específicas.

¿Qué condiciones debe tener alguien (físicas o psicológicas) para ser astronauta? Imagino que no todos valen… No existen requisitos especiales para ser astronauta privado, a diferencia de uno profesional, donde se necesita estar en perfectas condiciones físicas y psíquicas. Si puedes manejar una atracción en un parque de atracciones, puedes controlar un vuelo espacial suborbital corto.

Eres astronauta, ¿has viajado alguna vez al espacio?

¿Sigo soñando con ir al espacio? Por supuesto. Me gustaría ver esa magnífica vista del planeta Tierra algún día, pero también me di cuenta de que al hacer las cosas que hago, puedo crear un valor añadido. ¿Qué pasa si te digo que ya estás en el espacio, porque eres parte del planeta Tierra, volando por el espacio a una velocidad supersónica? La humanidad nos necesita a todos. Por eso es importante seguir a tu corazón y convertirte en la mejor versión de ti misma. Ese es el mensaje clave: no es necesario ser científico o piloto para participar en un viaje espacial. La historia ha demostrado que si usamos los talentos de todos, la humanidad puede lograr grandes cosas. Solo piense en las pirámides, los templos mayas... Fueron diseñados por arquitectos, construidos por trabajadores, los cocineros proporcionaban comida a los jornaleros, etc. Fue un esfuerzo de colaboración con resultados sorprendentes que todavía podemos admirar hoy.

¿Cuánto tiempo tardas en convertir a alguien en astronauta? Depende de la misión. Si es vuelo suborbital corto: un par de días; misiones de larga duración a la ISS (Estación Espacial Internacional), varios meses.

¿Qué es lo más difícil de ser astronauta? Estar aislado.

¿Y de la formación? Intentar que las personas acepten sus propios límites físicos y mentales..

¿Dónde te gustaría viajar en el espacio? A Marte, porque necesitas ser completamente independiente de tu Planeta Tierra y superar el reto psicológico de la distancia con él, estar solo en la negrura del espacio. Es el siguiente paso realista para la humanidad. En 2010 fui comandante de una misión análoga a Marte, pude probar cómo sería estar en otro planeta.

¿El turismo allá arriba es el futuro de los viajes espaciales? Es parte de ese futuro, pero no el objetivo final. Puede ayudar a cerrar la brecha entre el espacio antiguo y el espacio nuevo.

¿Se mueven demasiados intereses y dinero de por medio? Obviamente hay mucho en juego en la exploración espacial. Todas las superpotencias están actualmente explorando el espacio, o al menos haciendo planes para hacerlo. De esa manera, el espacio se convierte en un reflejo de las relaciones geopolíticas en la tierra. Existen montones de inversiones involucradas y se está desarrollando una economía espacial completamente nueva: las empresas privadas ahora también están construyendo cohetes o haciendo prospecciones para explotar asteroides en busca de recursos. Está surgiendo toda una nueva cadena de empresarios y proveedores.

¿Cuánta gente debe implicarse en esa misión? Si queremos dejar la Tierra y explorar el espacio, necesitaremos algo más que solo científicos, empresarios espaciales y astronautas. También expertos legales para abordar todo tipo de problemas. Por ejemplo, si dos naves espaciales chocan y se estrellan en la Tierra, ¿quién será responsable? ¿Quién puede reclamar la propiedad de recursos valiosos en el espacio? ¿Qué hay de los efectos psicológicos de los viajes espaciales a largo plazo? Hemos visto lo que sucede con el aislamiento durante la pandemia del COVID 19, pero eso no es nada comparado con la soledad durante un viaje a Marte. Entonces necesitaremos psicólogos para investigar estos fenómenos y apoyar a las personas. Lo mismo ocurre con otros campos de investigación y disciplinas. Para poder superar estos desafíos, necesitaremos todo tipo de personas con diferentes antecedentes, personalidades, talentos y habilidades. Debido a que tienen diferentes formas de ver las cosas, resuelven los problemas de manera diferente, y así sucesivamente. Realmente creo que la diversidad hace que cualquier equipo sea más fuerte.

Eres mujer en un mundo de hombres. El hecho de serlo, ¿ha sido un problema para ti? Todavía es un desafío. Anécdota: 2011, La hipocresía del ‘Techo de Cristal’. Ese año conocí personalmente a Sir Richard Branson. Fui invitada como especialista en capacitación espacial para unirme a la mesa principal durante su visita a Ámsterdam. Allí me ocurrió lo siguiente: antes de la cena, durante la recepción general, caminaba entre hombres de nivel C (puestos directivos). Por supuesto, como mujer recibes algo de atención, pero no la que yo quería (sobre quién era yo o lo que había logrado). Después del almuerzo, durante el cual todos me habían visto sentada con Richard, todo cambió. Ya no había ‘techo de cristal’, lo superé, me consideraron VIP. Qué estúpido, artificial e hipócrita pueden ser esas situaciones.

¿Para ser tu cliente basta con poder pagarlo? Tengo un cliente potencial de Virgin Galactic. Le di una introducción personal al espacio y la astronomía y, como instructora de vuelo, lo llevé en un avión pequeño y permití que llevara a cabo algunos giros pronunciados, transiciones y aceleraciones. Mucha gente dispuesta y con la capacidad financiera para comprar un billete comercial al espacio no lo hará porque no está segura de poder manejar la tensión o los desafíos físicos y mentales que eso conlleva.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento