Estas son las preguntas que no te pueden hacer en una entrevista de trabajo si eres mujer

Entrevista de trabajo
Entrevista de trabajo
Fotografía CCO / BLOG COMUNICACIÓN NO VERBAL

En tu cabeza no tiene sentido que te pregunten si quieres tener hijos, has tenido que visitar al psicólogo o si estás separada, para lograr ese trabajo. A nivel jurídico tampoco, además de poco inclusivas, estás preguntas son ilegales. Mientras llegan los currículum ciegos a España para terminar con la discriminación de género, estas diez preguntas y diez respuestas sobre tu vida privada te ayudarán a salir airosa de la presión.

1. Que te pregunten por tu estado civil o familiar

¿Casada? ¿Divorciada? ¿Pareja? Un horror, cuando además se atreven a preguntar por inclinaciones sexuales. "Prácticamente todas las preguntas que tengan que ver con la vida privada y/o personal de las personas, deberían estar prohibidas. Y, además, deberíamos negarnos a contestarlas", explica Teresa Alonso, directora de recursos humanos de la compañía multinacional OmnicomPRGroup. Otra psicóloga especializada en materia recomienda "despersonalizar y mirar el sentido laboral de quien hace la pregunta para darle algo que le tranquilice, del tipo: 'feliz y todo en orden', como hacen los famosos cuando les preguntan por su vida privada".

2. Que te pregunten por la edad

"Solicitar la edad para contratar es discriminatorio, y muchas veces no lo sabemos", explica Teresa Alonso. Si el puesto requiriese una edad concreta, debería estar indicado y argumentado con anterioridad. No siempre es fácil contestar con un simple y claro de eso no hablo cuando hay un interés en lograr el puesto. Laura Palomares, directora y psicóloga de Avance Psicólogos, propone "explicar con una sonrisa nuestros puntos fuertes. Si eres joven apelar a la actitud entusiasta y disposición, y si se es mayor a la experiencia del que se beneficiaría el puesto".

Los ciberdelincuentes aprovechan las ofertas de teletrabajo para engañar a las empresas.
Existen ciertas preguntas que no te pueden hacer en una entrevista de trabajo.
Pixabay

3. Que te pregunten si quieres tener hijos o estás embarazada

Además de ser ilegal, y poco ético, es nada inclusivo. Un simple silencio o devolver la pregunta a quien la hace, es en sí misma una buena respuesta, para entablar un diálogo que desvele la cultura empresarial al respecto. Puede que, si la empresa no tiene planteada la conciliación como valor, ese trabajo tampoco te interese a ti.

4. Que te pregunten si trabajarías solo con hombres

La simple pregunta tiene mucho detrás, pues denota una clara discriminación de género por parte de esa empresa o departamento. "Sería conveniente preguntar por qué solo hay hombres en la empresa y así salir de dudas tanto de para qué necesitan la cuota, cómo para visibiliza su mala praxis", sostienen las expertas.

5. Que te pregunten si tienes buena salud o has necesitado atención psicológica

Una cuestión básica sobre la que no se puede preguntar ni a nivel físico, ni a nivel mental. "Claramente ir al psicólogo, hoy en día, es algo muy habitual y que deberíamos hacer todos para gestionar mejor nuestros retos", manifiesta la otra psicóloga.

6. Que te pregunten si bebes o fumas

"Es posible que estas preguntas se deban a prejuicios sobre el consumo y la posible relación con la salud física y mental, pero obviamente pueden discriminar injustamente ya que la capacidad profesional, la ética profesional o la estabilidad emocional no puede medirse por estos baremos", aclara Laura Palomares.

Imagen de archivo de una entrevista de trabajo.
Dos mujeres se dan la mano en una entrevista de trabajo.
PIXABAY

7. Que te pregunten por tu nacionalidad

Es interesante que respondas a tu favor poniendo en valor el aprendizaje que supone cambiar de país, pues cualquier persona tiene derecho a trabajar en España de forma legal. "Gracias a ello hablas varios idiomas. O posees una capacidad de adaptación y superación de la que quizá, los demás candidatos no", expresa Laura Palomares.

8. Que te pregunten por tu religión

No tienes que responder si eres cristiana, judía, musulmana, budista o atea. "Cuando en una entrevista de trabajo nos preguntan por temas como la religión, vemos pasada una línea que nos hace sentir evaluados por asuntos que no tienen que ver con nuestra capacidad profesional", asegura Laura Palomares. "Las creencias pertenecen al ámbito de la intimidad y así lo recoge la Constitución", aclara.

9. Que te pregunten por tus simpatías políticas

Al igual que la religión pertenece a tu esfera de lo privado. No necesitas hablar de ello, ni afecta a tu rendimiento laboral. Una buena respuesta sería preguntar "si en la empresa están al día con La ley de protección de datos. Es cada vez mayor la importancia de cumplir esta ley, por lo que solicitar datos de carácter personal en una entrevista significaría transgredirla", aclara Laura Palomares.

10. Que te pregunten si estás afiliada a algún sindicato

Muchas veces, la empresa quiere saber si contrata a trabajadores conflictivos o reivindicativos. No se deberían formular estas preguntas y, por supuesto, no debes responderlas ya que no interesan para el cargo laboral. Eso sí, lo más conveniente siempre es responder con asertividad y sin carga emocional alguna.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento