Las mujeres que fuman y toman anticonceptivos hormonales corren un mayor riesgo cardiovascular

Una mujer enciende un cigarrillo para fumar.
Una mujer enciende un cigarrillo para fumar.
Freepik

La larga lista de efectos secundarios que tienen los anticonceptivos hormonales ya no sorprende y es que son muchas las mujeres que se informan sobre los riesgos que tiene tomarlos. Sin embargo, un nuevo estudio ha constatado que las posibilidades de sufrir una trombosis o infarto son mayores en aquellas mujeres que fuman, llegando a ser 3 veces superior con el uso de la píldora anticonceptiva.

Este dato lo recoge Venous thrombosis in users of non-oral hormonal contraception: follow-up study donde también se deja constancia de que los anillos vaginales tienen un riesgo de un 6,5 más, y que en los parches transdérmicos, usados solo por un 0,7 % de las mujeres según Statista, la cifra es hasta 8 veces mayor siempre que los anticonceptivos estén relacionados con el tabaco.

Los anticonceptivos y el tabaco tienen un efecto sobre la coagulación

Como se menciona en una nota de prensa de la Fundación Española del Corazón "los anticonceptivos favorecen la formación de trombos por su efecto sobre la coagulación y estos trombos se forman tanto a nivel venoso como arterial". Sin embargo, es verdad esto también puede darse cuando se fuma tabaco. 

En artículos como Rol del tabaquismo en el riesgo cardiovascular global ya confirmaban que "los estudios epidemiológicos muestran que los fumadores aumentan fundamentalmente su riesgo de infarto del miocardio y muerte súbita más que la angina crónica estable, lo que es consistente con un aumento del riesgo de trombosis". 

¿Cómo actuar ante este riesgo?

Uno de los mayores retos es reducir el riesgo de trombosis e infarto en mujeres que toman anticonceptivos hormonales. Pues "los anticonceptivos hormonales no están libres de efectos secundarios, especialmente en lo que a seguridad cardiovascular se refiere", como indica la Dra. Almudena Castro, presidenta de la sección de Cardiología Preventiva y Rehabilitación de la SEC en la nota de prensa referida anteriormente.

Debido a esto, la doctora aconseja que "se debe informar a las mujeres de sus potenciales riesgos, sobre todo en el colectivo de mujeres con riesgo de trombosis aumentado". Asimismo, añade que "se debe individualizar, a la hora de prescribir la contracepción hormonal, porque no es lo mismo una mujer sana fumadora de 24 años que una mujer de 40 años obesa y fumadora activa".

Los anticonceptivos que solo contienen progestágeno ¿son mejores?

Los componentes de los anticonceptivos hormonales, como levonorgestrel o progestágeno han sido estudiados para determinar su papel con relación al riesgo de infarto y trombosis. Lo que se descubrió, según la Dra. Almudena Castro es que "existen anticonceptivos, como la minipíldora, que solo contiene progestágeno, que al parecer confieren menor riesgo de trombosis".

No obstante, matiza que aunque el riesgo sea menor, estos anticonceptivos no están exentos de provocar infarto o trombosis si las mujeres que los toman fuman. De hecho, este hábito puede hacer que ese riesgo no sea tan bajo como se puede pensar. Por lo tanto, está clara la estrecha relación entre fumar, tomar anticonceptivos y poder sufrir una trombosis o infarto, por lo que es importante decidir qué métodos para prevenir un embarazo son mejores para las mujeres que fuman.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de salud y mujer? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento