Logo del sitio

El nuevo reto de Irene Junquera para meditar y trabajar brazos y abdomen que solo dura 3 minutos

El nuevo reto de Irene Junquera para meditar
El nuevo reto de Irene Junquera para meditar
Instagram /@irenejunquera

La meditación es una técnica de relajación que nos ayuda a mejorar nuestro autoestima, reducir el estrés, controlar la ansiedad, aumentar el optimismo y, en definitiva, conseguir una mejor versión de nosotras mismas. Irene Junquera es una gran aficionada a meditar y junto a su amiga Lara Marín López, nutricionista y enfermera, ha descubierto el nuevo reto para meditar y trabajar brazos y abdomen en solo 3 minutos. 

No todo el mundo es capaz de llegar a esa concentración que exige la meditación, de hecho, especialmente les suele costar a aquellas personas más activas. Este es el caso de Irene Junquera que, tal y como ha confesado en un directo que realizó a través de Instagram junto a su amiga para enseñarnos esta nueva forma de meditar, es de las que les "cuesta mantenerse quieta".

Esta nueva forma de meditar es diferentes a lo que estamos acostumbradas, ya que es mucho más dinámica porque incluye movimientos ligeros y así cuesta menos concentrarse en dichos movimientos, así como en la respiración. Y todo ello lo hacemos mientras trabajamos brazos, energías y chacras. ¿Se puede pedir algo más completo?  

Se trata de un reto perfecto tanto para personas nerviosas o activas como para principiantes en la meditación. Este 'challenge' se lleva a cabo durante 40 días y consiste en ir aumentando el tiempo de meditación a medida que va pasando esta "cuarentena". Tal y como recomienda la nutricionista que guía el entrenamiento de Junquera, se puede empezar por solo 3 minutos y luego podemos aumentar ese tiempo de manera progresiva. 

Respecto a las respiraciones, para mujeres embarazadas se recomienda hacer la respiración normal; mientras que las no embarazadas, a la vez que estiramos los brazos, metemos el ombligo para dentro, tal y como explica en el vídeo en directo la experta, inhalando y exhalando por la nariz. Es importante bombear el ombligo, ya que es parte de la meditación.

A continuación encontrarás una explicación detallada de la meditación, pero puedes consultar el directo de Instagram para fijarte en cada uno de los movimientos.

El calentamiento de una meditación 

El calentamiento para la meditación jugará un papel fundamental a la hora de concentrarnos y obtener los máximos beneficios. 

Tal y como explica Lara Marín López en el directo de Instagram, nos tenemos que poner de rodillas y poner los brazos en paralelo, juntando las manos por la punta de los dedos y movilizar los brazos. Si alguien no puede ponerse de rodillas, se recomienda en postura fácil o indio, o apoyarnos en un cojín. Ojo, será importante que para mejorar la postura no apoyemos la espalda sobre ninguna superficie. 

Para empezar simplemente tenemos que cerrar los ojos, relajar los hombros y dejar las manos en las rodillas. Inhalar y exhalar por la nariz a medida que vamos subiendo ligeramente los hombros. Poco a poco, vamos abriendo los ojos y llevamos la oreja derecha al hombro derecho, y repetimos el mismo movimiento hacia el otro lado. 

Para estirar los brazos, sin dejar de inhalar y exhalar, los subimos y los llevamos hacia delante apoyándolos en el suelo y, seguidamente, caminando con las manos hacia delante hasta que notemos los brazos estirados. Es importante concentrarse en que la espalda esté recta, no abombada. 

Después volveremos a la postura inicial, con las manos en las rodillas y, en movimientos circulares, movemos los hombros y el tronco, a un sentido y a otro. Volvemos a la postura principal y trabajamos las escapulas sacando pecho. 

La meditación ayuda a reducir el estrés y la ansiedad
La meditación ayuda a reducir el estrés y la ansiedad
iStock

Cómo meditar y trabajar brazos y abdomen en 3 minutos

Una vez finalizado el calentamiento, nos colocamos ya para la meditación. Empezamos con los ojos cerrados y las manos en las rodillas y, seguidamente, elevamos los brazos hacia arriba tocando la punta de los dedos. Comenzamos a bombear y abrir y cerrar los brazos, de esta forma trabajaremos esta parte del cuerpo de manera activa, mientras nos concentramos en la respiración

Para el siguiente ejercicio, llevamos los brazos arriba e intercalamos los pulgares mientras mantenemos los ojos cerrados. Inhalamos profundamente y aguantamos el ritmo de la respiración. Después contraemos el periné y exhalamos. Repetimos esto 3 veces y bajamos los brazos abajo. 

Para el siguiente paso para la meditación volvemos a posar las manos sobre las rodillas. "Nos concentramos en sentir el cuerpo y analizar cómo están los músculos y cómo está la mente", explica la experta. Colocamos las palmas de las manos juntas en el centro del pecho y, finalmente, abrimos los ojos y finalizamos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento