Logo del sitio

Cómo detectar cuando una carretera es peligrosa

Una carretera en mal estado suele ser causante de un mayor número de accidentes.
Una carretera en mal estado suele ser causante de un mayor número de accidentes.
Pixabay

Las carreteras o, mejor dicho, las condiciones en las que se encuentran, pueden condicionar la seguridad vial e incluso ser causa directa de accidente. Los baches, el firme resbaladizo o incluso un trazado con demasiadas curvas son factores que hagan peligrar nuestra integridad física al volante. 

Desde la Dirección General de Tráfico apuntan que circular por una autovía en buen estado puede llegar a reducir a la mitad las posibilidades de sufrir accidentes de tráfico. España cuenta con una red de carreteras de 170.000 kilómetros entre los que se hayan varios puntos negros y tramos de concentración de accidentes que ponen en riesgo a los conductores. 

Pero, ¿cómo detectar cuando una carretera es peligrosa? Según ALD Automotive, hay una serie de características en los trazados y las vías que aumentan sus peligrosidad.

  • Antigüedad de la vía: cuando la carretera es nueva cuenta con unas mejores condiciones para la circulación, con carriles más amplios y mejor señalizados.
  • Mantenimiento de la vía: un buen mantenimiento de la vía, para evitar baches, y una correcta señalización contribuyen a la disminución de la siniestralidad.
  • Trazado de la vía: es decir, si tiene más o menos curvas, si cuenta con más o menos rectas, más o menos badenes y más o menos pendientes.
  • Localización de la vía: es determinante, sobre todo, por la climatología predominante en la zona por donde discurre la calzada. En los lugares donde predominan las lluvias, o las nieblas, hay mayor riesgo de incidencias por la baja visibilidad.
  • Intensidad de tráfico en la vía: las vías por donde circulan una mayor cantidad de vehículos son más peligrosas porque crece las probabilidades de sufrir un percance. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento