Logo del sitio

Una revisión preventiva y llevar el coche 'caliente': tres trucos infalibles para pasar la ITV a la primera

La ITV cambia de nuevo en 2022: ¿Cuáles son los documentos obligatorios?
La ITV cambia de nuevo en 2022: ¿Cuáles son los documentos obligatorios?
Wochit

Acudir al centro de inspección técnica es un mal trago para cualquier conductor, ya que salir de ahí con un informe de ITV desfavorable puede suponer un gasto en reparaciones nada económico además de estar varios días sin poder utilizar el vehículo. Todo esto, sin contar que deberemos volver a acudir al centro para someter a nuestro vehículo a una nueva revisión.

Existen una serie de trucos que nos ayudarán a pasar la ITV de manera favorable y a olvidarnos de ella hasta que vuelta a tocarnos otra vez renovar la pegatina. Circular sin esta pegatina al día puede suponernos una multa de 200 euros sin retirada de puntos del carné.

A la ITV, con papeles

El primero es acudir a la estación con toda la documentación del coche o la moto. El permiso de circulación del vehículo y la tarjeta de inspección técnica del vehículo son requisitos indispensables para poder superar la ITV. También se requerirá el seguro obligatorio y el DNI del conductor, aunque no coincida con el del titular del vehículo. Igualmente, no hay que olvidarse de pedir cita previa en el centro al que queramos acudir. 

Calentar el motor

Acudir a la estación con el motor del coche caliente ayudará a pasar la prueba de gases, una de las más temidas. Así, los elementos del coche que se encargan de la expulsión de partículas, como el catalizador o el filtro, entrarán en la línea trabajando en su rango óptimo de funcionamiento. Es aconsejable, de camino a la ITV, circular con el motor a revoluciones altas (sin pasarse) para que este expulse la carbonilla que haya podido acumularse. 

Revisión casera

La mejor manera de detectar si hay algún elemento que pueda darnos un disgusto en la ITV es realizar una pequeña revisión antes de ir o, si se prefiere, acudir a un taller mecánico. Algunos pequeños gestos, como cambiar las ruedas si están desgastadas o ajustar los retrovisores (si están sueltos, no superaremos la ITV), pueden marcar la diferencia entre salir airoso de la estación o tener que volver a los pocos días.

Un aspecto que pasa desapercibido y que puede costarnos la ITV es el estado en el que se encuentre la matrícula. Debe ser legible, no estar doblada y estar limpia y perfectamente sujeta al parachoques. También compensa revisar que todas las luces funcionan correctamente y que los frenos están en buen estado, ya que son dos de los motivos más recurrentes de suspenso. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento