Logo del sitio

Los cuatro pasos de un exingeniero de la NASA para desempañar los cristales del coche a la velocidad de la luz

Retirar el vaho con la mano manchará los cristales y dejará marcas.
Retirar el vaho con la mano manchará los cristales y dejará marcas.
Joaquín Reyes | Getty Images/iStockphoto

No hay nada molesto que subirse al coche y encontrarse con los cristales empañados. La situación empeora si, encima, vamos con prisas y tenemos que salir pitando. ¿Qué había que hacer en estas situaciones? ¿Encender el aire acondicionado o la calefacción? ¿Sirve con frotar el cristal con la manga del jersey? Al final, acabamos peleándonos con los botones del salpicadero y el vaho sigue ahí, impasible a nuestros movimientos. 

Pues bien, un exingeniero de la NASA ha llegado para salvarnos. Con un sencillo procedimiento de cuatro pasos, Mark Robber muestra en un vídeo de su canal personal de YouTube cómo deshacerse de ese molesto vaho en los cristales del coche en un santiamén. 

Este método para desempañar los cristales del coche lo más rápido posible se centra en cuatro pasos, una vez dentro del vehículo y con el motor arrancado:

  • Subir al máximo la calefacción. 
  • ​Encender el aire acondicionado. 
  • ​Apagar la recirculación del aire. 
  • ​Abrir las ventanillas para dejar entrar el aire durante unos pocos segundos. 

Según Mark Robber, este sistema responde a lógica científica pura y está certificado por el mismo tras haber realizado distintas pruebas durante diez días utilizando diferentes variaciones de temperatura y métodos alternos para desempañar el vaho de las ventanilla. Después de todos estos experimentos, él mismo llegó a la conclusión de que estos cuatro pasos eran el camino más rápido para disfrutar de unos cristales limpios y desempañados. 

Ahora que ya que empiezan a bajar las temperaturas y que los conductores comenzarán a sufrir el molesto vaho, no está mal recordar este método que nos saque de un apuro por las mañanas cuando cojamos el coche para ir a trabajar y tengamos el tiempo justo. Eso sí, en el caso de ir con prisas, no hay que recurrir nunca a limpiar el cristal con la mano: se quedará lleno de grasa y cuando vuelva a empañarse, la visibilidad será aún peor

Mostrar comentarios

Códigos Descuento