Logo del sitio

Averías más comunes en el colector de escape del coche y consejos para su mantenimiento

Mecánico en taller vehículos
Mecánico en taller vehículos
TOYOTA

El colector de escape de un vehículo es un conjunto de tubos conectados entre sí que se encargan de ayudar al motor a expulsar los gases derivados de su funcionamiento. Acoplados a un lado de la culata de manera que los gases no escapen, este entramado de conductos recoge los gases después de que hayan pasado por el catalizador y, además, se encargan de cobijar el turbo y la válvula EGR siempre que el tipo de coche disponga de estas piezas. 

La función del colector es importante ya que controla, además, la fuerza y la presión de los gases de escape. Es una pieza sometida a altas temperaturas y, aunque no es especialmente delicada ni propensa a sufrir averías, estas condiciones de funcionamiento pueden provocar algún fallo en el colector. 

Las averías que más tiende a sufrir el colector de escape están relacionadas con las juntas y los tornillos de anclaje, que pueden tender a soltarse u aflojarse con el calor y el uso. La mejor manera de detectar estos fallos es a través del oído y del olfato. 

En el caso de que haya fugas de gas en alguna parte del colector, debido a que haya fisuras, el ruido del motor del coche al trabajar será mucho más intenso que de costumbre y sonará mucho más grave. Igualmente, si al pisar el acelerador con el motor en marcha se nota olor a gas quemado es probable que haya problemas en esta pieza. Por otro lado, es posible que se noten tirones y falta de potencia de motor si se está en marcha y se quiere acelerar. 

Para detectar fallos de este tipo a tiempo lo mejor es ir al taller en caso de notar alguno de estos síntomas y ser constante en las revisiones periódicas preventivas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento