El nuevo servicio de recarga que te ayudará a pagar hasta un 50% menos por cargar tu coche eléctrico

Hay muchos factores que todavía ralentizan las ventas de los vehículos electrificados
Hay muchos factores que todavía ralentizan las ventas de los vehículos electrificados
Wavebreak Media LTD
Hay muchos factores que todavía ralentizan las ventas de los vehículos electrificados

Los coches eléctricos son más baratos de cargar que los modelos de combustible. Es cierto que esta frase implica más dificultades de las que parece a priori, ya que para poder cargar un coche eléctrico hay que encontrar, primero, un punto de recarga libre o, si no, enchufarlo en nuestro garaje

El problema de esta segunda opción es que hay que instalar el sistema de recarga en la plaza que tengamos en propiedad, una operación de varios cientos de euros. No obstante, como ventajas, cargar el coche eléctrico en casa es mucho más barato que en los puntos de recarga, además de más cómodo. 

Ahora, esta operación puede salir incluso más barata aún gracias al nuevo servicio que ofrece Chippio, una compañía digital que ofrece energía a precio de coste en España. Este nuevo servicio se llama Smart Charging y no es otra cosa que una gestión automatizada de la carga de la batería del vehículo. 

Con Smart Charging, el usuario podrá automatizar la carga de su vehículo eléctrico desde la app de Chippio y llegar a ahorrarse hasta el 50% en cada carga. Así de sencillo es el procedimiento según lo explica Pol Brau, responsable de Crecimiento y Partnerships de Chippio. 

¿A cuánto puede llegar el ahorro? Se estima que el coste medio de una carga completa de vehículo eléctrico en España es de 18,63 euros, según la consultora Switcher. Si se usa el sistema Smart Charging, el coste podría llegar a reducirse hasta los 9 euros. 

Cómo se usa Smart Charging

El funcionamiento es sencillo. Desde la app de Chippio, el usuario puede programar la hora a la que se necesita que el coche esté listo y con la carga completa. Con esta información, se automatizará el proceso, realizando la carga durante las horas en las que la electricidad tenga un coste menor. Así, se pueden aprovechar las fluctuaciones del mercado sin tener que estar pendiente. 

Para disfrutar de este servicio solo es necesario ser cliente de Chippio, pagando una cuota de 3,90 euros al mes. Esta tarifa mensual fija permite a la compañía ofrecer electricidad a precio de coste "y generar una relación de compromiso, transparencia y honestidad con los usuarios".

Desde Chippio hacen también hincapié en el componente sostenible de Smart Charging. "Consumir energía en los momentos de menor demanda favorece el uso de luz verde; al igual que la app, que informa en tiempo real sobre el consumo y horas valle para que el usuario ajuste su consumo".

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento