¿Sabes qué medicamentos interfieren en la conducción? Casi un 33% afectan al conductor

Algunos medicamentos pueden afectar a la función psicomotora y a la capacidad para conducir.
Algunos medicamentos pueden afectar a la función psicomotora y a la capacidad para conducir.
GTRESONLINE

Cuando nos ponemos detrás del volante debemos estar siempre en pleno control de nuestras facultades físicas y psicológicas para poder conducir con seguridad y tener la capacidad de reaccionar en cada momento a posibles imprevistos que puedan tener lugar. Por esta razón, ingerir alcohol y sustancias estupefacientes antes de coger el coche o moto es peligroso, así como también lo es el cansancio o sufrir de alergias. 

Los medicamentos no están excluidos de la lista de sustancias y productos que afectan directamente a nuestra capacidad para conducir con seguridad. Se calcula que hay hasta 6.156 presentaciones de medicamentos que pueden generar interacciones negativas en nuestra capacidad de conducción, según informa el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos. En torno a un 5% de los accidentes en carretera están relacionados con los medicamentos y un 17% de los conductores están bajo tratamiento farmacológico, aunque tres de cada cuatro de ellos reconoce no tener información sobre el efecto de su medicación.

En plena salida por el puente de Semana Santa, los farmacéuticos recuerdan la necesidad de informarse y tomar una serie de precauciones que minimicen los riesgos al volante. La base de datos de medicamentos del Consejo General de Colegios Farmacéuticos señala que el 33,9% de los medicamentos en venta en el mercado afecta potencialmente a la conducción. 

Cómo saber si un medicamente afecta a la conducción

Para identificar si un medicamento puede afectar a nuestras capacidad para conducir con seguridad, lo mejor es comentar con el médico los posibles efectos secundarios o leer el prospecto. 

Pero, tal y como señalan desde el CGCF, este tipo de fármacos incluyen un pictograma que alerta sobre su posible interacción con la conducción. El símbolo es un triángulo equilátero rojo con un coche negro en el interior sobre un fondo blanco. Así, explican que "los medicamentos que lo contienen pueden influir en la conducción de diversas maneras, bien produciendo un efecto terapéutico contraindicado en caso de conducir, o bien como consecuencia de un determinado efecto adverso".

Somnolencia, estados de confusión...

Uno de los efectos que un fármaco puede provocar en el conductor es la somnolencia o el efecto sedante. También pueden reducir los reflejos y aumentar el tiempo de reacción por la disminución de la concentración o de la capacidad de permanecer alerta, alterar la percepción de las distancias, afectar a la vista o al oído, provocar estados de confusión y aturdimiento o causar alteraciones musculares. 

Algunos de los grupos de medicamentos que pueden empeorar la conducción son:

  • Hipnóticos usados para tratar trastornos de sueño como el insomnio. Por ejemplo, medicamentos con melatonina, lorazepam, doxilamina o zolpidem.
  • Ansiolíticos usados para tratar la ansiedad, las benzodiazepinas como bromazepam o diazepam.
  • Antidepresivos como amitriptilina o fluoxetina y similares.
  • Fármacos usados en el tratamiento de gripe o catarros, como clorfenamina o dextrometorfano.
  • Algunos analgésicos usados para abordar el dolor, como los opioides.
  • Fármacos antialérgicos o antihistamínicos usados, por ejemplo, frente a las alergias primaverales, como cetirizina o prometazina.
  • Antiepilépticos como valproato o carbamazepina, entre otros.
  • Fármacos usados para tratar el párkinson, como levodopa o apomorfina.
  • Fármacos frente a trastornos psicóticos como el trastorno bipolar o la esquizofrenia, como olanzapina o quetiapina.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento