Logo del sitio

La guía con todo lo que debes saber sobre las etiquetas de la DGT para evitar multas de 200 euros

Una señal de la ZBE en la Ronda Litoral de Barcelona.
Una señal de la ZBE en la Ronda Litoral de Barcelona.
Aina Martí / ACN

La importancia de tener un vehículo al que le corresponda una etiqueta ambiental de la DGT crece cada día. Desde la ampliación de la zona considerada de bajas emisiones de Madrid (todo el interior de la M-30), la ZBE de Barcelona, el proyecto para crear un área libre de emisiones contaminantes el Valencia y la amenaza en ciernes de la creación de espacios similares en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes, no hay escenario en el que las etiquetas de la DGT no sean protagonistas. 

Más que nunca hay que conocer qué tipo de distintivo ambiental corresponde a qué tipo de vehículo, pero también es importante saber dónde conseguirlos si aún no hemos pedido el que corresponde al coche y qué tipo de restricciones van asociadas a cada una de estas pegatinas. Tener la etiqueta, hacer un buen uso de ella y cumplir con las restricciones nos puede ahorrar hasta 200 euros en multas.

Para qué vehículo es cada etiqueta de la DGT

La etiqueta 0 es el pase de oro de la movilidad urbana. Está diseñada para vehículos eléctricos de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida (REEV) y eléctricos  híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible, independientemente de que se traten motos, coches o furgonetas. Este tipo de vehículos tienden a circular sin que les afecten las restricciones y también disfrutan de ventajas como en aparcamiento. 

La etiqueta ECO puede tener ciertas diferencias con la 0 pero a nivel de privilegios de circulación se mantienen a la par en la mayoría de los casos. En el caso de los turismos y furgonetas ligeras, corresponde esta etiqueta a los híbridos enchufables con autonomía <40km, los no enchufables (HEV), los de gas natural, GNC o GLP. En función del combustible que usen los híbridos deberán mantener unas emisiones por debajo del nivel Euro 6 en el caso del diésel y por debajo del Euro 4 en el caso de la gasolina. En el caso de las motos y vehículos de categoría L (menos de cuatro ruedas), tendrán etiqueta ECO los híbridos enchufables (PHEV) con autonomía <40Km y los no enchufables (HEV).

Con la etiqueta C ya empiezan a perderse privilegios. Corresponde a los vehículos de combustión que cumplen con las últimas emisiones EURO, como los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de septiembre de 2015. También corresponde a las motos con emisiones de normativa Euro 4 o 3. Es cierto que pueden entrar en las zonas de bajas emisiones, pero muchas veces es solo para acceder a un aparcamiento registrado y no circular por su interior, aunque depende en gran medida de las normativa de cada ciudad. 

La última etiqueta es la B, para turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas desde el 1 de enero de 2001 y diésel a partir de 2006 y motos de clasificación Euro 2. Las restricciones que imperan sobre ellos son más o menos las mismas que recaen sobre los de etiqueta C, aunque se espera que en los próximos años la pegatina B pase a formar parte del grupo de vehículos más contaminantes, como aquellos sin distintivo.

Dónde se consiguen las etiquetas de la DGT

Lo primero que hay que hacer es comprobar que se tiene derecho a un distintivo medioambiental de este tipo, bien comprobando que nuestro coche cumple con los requisitos necesarios para tener una u otra pegatina. La DGT pone a disposición del público una herramienta para consultar esta información (en este enlace) y se puede utilizar solo con saber el número de la matrícula del vehículo, no es necesario ser el propietario. Además, es totalmente gratuita.  

A la hora de conseguir el distintivo de la DGT, se puede acudir a los siguientes lugares:

  • ​Oficinas de Correos
  • Red de talleres de la Confederación Española de talleres (CETRAA) y otras redes de talleres autorizados
  • Gestores Administrativos
  • Instituto de Estudios de Automoción (IDEAUTO)
  • Para el caso de flotas, puedes obtener los distintivos a través de la asociación Ganvam

¿Es obligatorio llevar la etiqueta de la DGT?

No. La colocación del distintivo es voluntaria aunque cuando existen ordenanzas municipales que limitan la circulación según el distintivo siempre es mejor conseguirlo y llevarlo colocado. Se puede dar el caso de que, ya que la pegatina sirve para que los agentes puedan discriminar fácilmente los vehículos más ecológicos de un vistazo, al no llevarlo no se pueda disfrutar de los beneficios. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento