Opa a 7 euros

Otis pone fin al deambular de Zardoya en bolsa desde la gran crisis del ladrillo

La matriz estadounidense promoverá la exclusión de cotización a su filial española, uno de los valores emblemáticos del parqué madrileño, con una oferta de compra valorada en 1.646 millones de euros.

Ascensores de Otis, marca líder en elevadores y escaleras mecánicas.
Ascensores de Otis, marca líder en elevadores y escaleras mecánicas.
ZARDOYA OTIS
Ascensores de Otis, marca líder en elevadores y escaleras mecánicas.

United Technologies, el histórico dueño de los ascensores Otis desde los años 70, desapareció durante el inicio de la pandemia de 2020. En abril, la compañía completó un plan para escindir como empresas independientes sus negocios de electrodomésticos (Carrier Global) y ascensores (Otis Worldwide). Fue el paso necesario para acabar de fusionarse con la empresa de tecnología militar y defensa Raytheon. La operación supuso, además, un cambio de control para la compañía española Zardoya Otis, que pasó a ser la filial de Otis y a situarse en su punto de mira.

Con United Technologies, un conglomerado que abarcaba múltiples sectores de negocio, la empresa española apenas tenía que rendir cuentas a EEUU y gozaba de cierta independencia debido a que suponía una gota en la cuenta d resultados de principal accionista. La salida a bolsa de Otis en 2020 cambió por completo la estrategia y Zardoya pasó a ocupar un papel protagonista. Ahora la matriz quiere quedarse con el 100% de la filial con una opa de 1.646 millones de euros que valora la compañía en unos 3.300 millones.

Un negocio indexado al 'ladrillo'

La historia bursátil de Zardoya Otis está ligada a las dos grandes crisis inmobiliarias registradas en España a mediados de los 90 y finales de la década de los 2000. El fabricante de ascensores llegó a pertenecer al índice Ibex 35 en 1993 aunque solo duró un año dentro del selectivo después de que las devaluaciones de la peseta, la recesión de aquellos años y el crash inmobiliario dejaran como un erial al sector constructor. 

Una década después, ya con el euro como moneda, se repitió el boom del ladrillo y la compañía alcanzó su punto más alto en 2007 con una valoración próxima a los 6.000 millones en bolsa cuando sus acciones llegaron a cotizar por encima de los 30 euros por acción. Ahora saldrán de bolsa a 7 euros, apenas una cuarta parte de su época dorada. De hecho serán 6,93 euros por acción cuando se descuente el dividendo que pagará puntualmente el próximo mes de octubre. Porque, eso sí, con Zardoya se irá de bolsa una de las reinas del dividendo del parqué a la hora de remunerar al accionista, tanto por rentabilidad como por la recurrencia de sus pagos.

Los grandes premiados de la opa son los socios locales de Otis. La familia Zardoya, a través de Euro-Syns, controla el 11,5% de las acciones y percibirá cerca de 380 millones de euros con la venta de su participación. La oferta valora la compañía a precios no vistos desde 2018 y ofrece una prima del 30% sobre la cotización previa al anuncio. De este modo, con mucho dinero de por medio, se disolverá la alianza entre Zardoya y Otis que se remonta 1972 cuando ambos grupos decidieron fusionar sus actividades en España.

Objetivo: exclusión de bolsa

El objetivo final de Otis es seguir comprando acciones de la compañía si supera el 75% del capital. Luego prevé solicitar la venta forzosa de las acciones de Zardoya para, finalmente, excluir de bolsa a su filial y "simplificar" su estructura de gestión. El grupo estadounidense factura más de 12.000 millones de dólares por todo el mundo, mientras que la empresa ibérica apenas llega a los 1.000. El absorción e integración al 100% en Otis  proporcionará "una gestión más ágil del negocio y generará eficiencias operativas", según Judy Marks, directora ejecutiva de Otis.

Las acciones de la española Zardoya Otis se dispararon este jueves un 31,59%, hasta 7,04 euros. De este modo, los títulos de la firma con sede en Madrid se ajustan al precio al que se ha hecho la oferta, que conllevaba una prima del 30,8% sobre el último precio de cierre. Grupo Otis ha explicado que la oferta -que no requiere de aprobación al contar ya la matriz con más de un 50% del capital- ha sido lanzada mediante Opal Spanish Holdings, una sociedad española, no cotizada, e íntegramente participada por Otis.

La empresa ha logrado capear los últimos meses los coletazos de la crisis generada por la Covid-19. De hecho, elevó un 1,6% su beneficio neto en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal -que finalizó el pasado 31 de mayo- hasta los 66,4 millones. En ese periodo, la cifra total de ventas consolidadas se ha situado en 402,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,8% frente a los seis primeros meses de su pasado ejercicio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento