En máximos históricos

El lujo europeo también se vende caro en bolsa tras sortear el bache de los mercados

Las firmas de lujo europeas se venden muy caras en bolsa tras sortear el bache bursátil
Las firmas de lujo europeas se venden muy caras en bolsa tras sortear el bache bursátil. 
EUROPA PRESS
Las firmas de lujo europeas se venden muy caras en bolsa tras sortear el bache bursátil

El lujo hace acopio de su exclusividad en bolsa. Considerado como un sector defensivo, la elevada inflación y la incertidumbre global del último año pasan de puntillas por las compañías que pertenecen a este selecto club. La posibilidad de trasladar el aumento de costes hace que sus márgenes no se vean afectados por las turbulencias económicas. La competencia tampoco les aprieta, pero en el plano bursátil sí lo hacen los analistas, quienes creen que sus acciones cotizan más caras de lo que deberían.

Hermès International, Brunello Cucinelli o Burberry son algunas de las compañías europeas ‘premium’ que ya han agotado su potencial. Los títulos de la firma de relojes del carruaje casi han duplicado su precio en los últimos diez meses, hasta los 1.860 euros (récord histórico), más de 150 euros por encima de su precio objetivo. Lejos de inmutarse durante el último seísmo financiero, ésta ha hecho gala de su fama como valor refugio con un empuje del 7,8% en el CAC 40 desde el pasado seis de marzo. 

Con su propio estilo silencioso, Brunello Cucinelli vive un momento bursátil pletórico. La marca que diseña las camisetas de Mark Zuckerberg toca máximos desde su salida a bolsa en 2012 (91 euros), después de acumular una revalorización anual superior al 32%, que le colocan casi 20 euros por encima de su precio objetivo. El repunte de sus ventas durante el ejercicio pasado ha contribuido a este ‘acelerón’, que no está respaldado por el consenso de ‘Bloomberg’. Tan sólo un 23% recomienda comprar, frente al 30% que aconseja no incluirlo en cartera. 

La recuperación gradual hacia la ‘vieja normalidad’ en China después de los últimos brotes y la reapertura de sus fronteras (los turistas procedentes del gigante asiático destacan por ser grandes compradores de artículos de lujo) las ha hecho aún más distinguidas y deseadas en las últimas semanas. “Teniendo en cuenta que los precios en Europa de bolsos y relojes son alrededor de un 30% más bajos que en China y que los turistas están volviendo, es posible que la cuota de gasto en artículos de lujo aumente hasta el 35%, o más, el próximo año”, precisa el gestor de carteras en MainFirst Asset Management, Frank Schwarz. Una circunstancia que también puede explicar su atractivo a ojos de los inversores. 

Los analistas y gestores de fondos avistan una oleada de fusiones en el segmento del lujo

En el listado de compañías que han traspasado su valor objetivo también se cuela Burberry. La compañía con los cuadros más icónicos de Reino Unido está a un paso de revalidar el pico histórico de 2.592 libras (alrededor de 2.280 euros) por acción que tocó el pasado mes de febrero, frente a las 2.357 libras que estima el consenso. Esta subida le lleva a ser uno de los diez valores de los 100 que componen el FTSE londinense que más sube en lo que va de año (27,4%) con datos de cierre de mercado de este viernes. Precisamente este listado lo encabeza otro coloso de la sofisticación: Rolls-Royce

La compañía de vehículos de alto ‘standing’ registra un ‘rally’ anual del 60% que le pone a un 1% de su valor teórico con una opinión dividida entre comprar o mantener. Sin embargo, a diferencia de las anteriores, la emblemática compañía automovilística corrige un 65% desde del pico de 437 euros que alcanzó en 2013. "Las inversiones que realizan en innovación, su creatividad y las colaboraciones para mantener el interés del consumidor hace que sean una buena opción", precisa el analista de XTB, Joaquín Robles, quien defiende que presentan potencial de crecimiento y que alguna de ellas puede llegar a convertirse en una compañía estratégica en bolsa. 

Época dorada en bolsa para la moda de lujo

Con una capitalización bursátil superior a los 423.000 millones de euros en bolsa, el imperio de LVMH, conformado por marcas como Louis Vuitton, Loewe o Bvlgari, también atraviesa un momento dulce en el mercado. Pese a ello, el salto del 24% de sus acciones desde el pasado diciembre, hasta rebasar los 840 euros le deja poco margen para llegar a su potencial (4%). La subida se produce después de registrar un nuevo récord de ventas y beneficio y en plena renovación de la cúpula de sus enseñas principales. Uno de los movimientos más destacados ha sido el cambio de Delphine Arnault, una de las hijas del fundador, desde la vicepresidencia de Louis Vuitton a Christian Dior Couture, donde ejerce labores de presidenta y directora ejecutiva. 

En París también se ubica otro exponente mundial de la alta costura. Las acciones de Kering, el conglomerado que agrupa a Gucci, Yves Saint Laurent o Balenciaga, entre otros está a menos de un 7% de acariciar su precio objetivo, aunque en su caso sí que se ha resentido de los últimos baches, afectado por Puma, de la que también es propietario. Así, en un escenario en el que previsiblemente aguantarán una contracción de la economía, aumenta la percepción entre los analistas y gestores de fondos de que el segmento del lujo vivirá una oleada de fusiones ante la ausencia de opas a la vista, con el citado Burberry resonando en las quinielas. 

Redactora Banca y Seguros

Graduada en Periodismo y Economía. Decidí hacer este doble grado para poder combinar mis dos pasiones: la información económica. En noviembre de 2021 aterricé en la mesa de 'La Información' donde me he curtido cubriendo una guerra a las puertas de Europa, una inflación inédita en décadas y la subida de los tipos de interés. Tras mi paso por la sección de Mercatia, ahora escribo de banca y seguros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento