Sorpresa en el mercado

Las petroleras europeas resurgen en bolsa ante los recortes de bombeo de la OPEP+

Gráfico petroleras portada 3x1 titular dentro
Las petroleras europeas resurgen en bolsa ante los recortes de bombeo de la OPEP+. 
Nerea de Bilbao (Infografía)
Gráfico petroleras portada 3x1 titular dentro

El recorte de la producción de crudo por parte de la OPEP+ ha pillado por sorpresa a los inversores. Desde el próximo mes de mayo, el mercado contará con 1,16 millones de barriles de crudo menos al día, 1,66 millones menos si se incluye a Rusia. Una medida que impulsará el precio del petróleo y amenaza con añadir más presiones inflacionistas, ahora que la tasa general en las principales economías occidentales ha comenzado a desinflarse, marcando su nivel más bajo de la eurozona en un año. Este escenario pone en la diana a las grandes petroleras del Viejo Continente, que sacan tajada en bolsa de la menor oferta y les inyecta algo de brío. 

TotalEnergies ha sido una de las más beneficiadas de la última tijera anunciada por Arabia Saudí, con una subida del 5,9%, hasta los 57,56 euros por título al cierre de los mercados este lunes y contribuye a acumular una revalorización del 12% en los últimos seis meses, cuando esta alianza anunció una disminución del bombeo de dos millones de barriles al día, su mayor descenso desde la irrupción del coronavirus. El avance de este lunes eleva su valoración en casi 8.000 millones, hasta colocarse por encima de los 143.300 millones, recortando su potencial a doce meses hasta los 66,9 euros. 

El sector viene de sufrir un primer trimestre marcado por las caídas del precio del petróleo, en la que el Brent se llegó a instalar en la franja de los 72 dólares, mínimos de casi dos años 2021. "El recorte de la producción es una clara admisión de la debilidad del mercado y no procede de una posición de fortaleza", señalan desde Julius Baer. Esto también ha afectado a las cotizaciones de las principales compañías del Viejo Continente, por lo que el salto de este lunes empuja sus valoraciones ante una primera parte del año renqueante, que vino precedida por un 'rally' en bolsa durante 2022. 

Otros gigantes petrolíferos occidentales como BP también se suman a los repuntes, con un alza superior al 17,4% desde octubre, hasta las 532 libras (alrededor de 605 euros al cambio actual), aunque corrige desde el máximo anual de 567 libras esterlinas (645 euros) que marcó a mediados del pasado febrero. La firma británica viene de sufrir un 2022 complicado en el que el volumen de ingresos récord no fueron suficientes para compensar el roto provocado por sus inversiones en Rusia, con una participación de casi el 20% en Rosneft, cuyo impacto en sus cuentas ascendió a más de 24.000 millones de dólares. Con todo ello, los analistas creen que tiene capacidad para colocarse por encima de las 627 libras, una cifra que, de confirmarse, le instalaría en máximos de 2010. 

Algo más rezagada se queda su compatriota Shell, que apenas registra un modesto avance del 2,87% desde octubre, hasta las 2.405 libras. La nota positiva es que una de las que más recorrido presenta a ojos de las firmas de análisis, con posibilidad de acariciar las 3.000 libras por título, y un gran respaldo de éstas: un 80% recomienda comprar, frente a sólo un 4% que aconseja su venta. Sin embargo, es la española Repsol, la que mayor potencial presenta. La firma pilotada por Antonio Brufau puede llegar a rebasar los 18 euros por acción, frente a los 14,43 euros en los que ha acabado la sesión bursátil de este lunes.

En la clasificación también se cuela la italiana ENI, que experimenta una subida del 16,3% en dicho periodo, con seis de cada diez analistas resaltando su atractivo. No ha corrido la misma suerte la noruega Equinor, que se deja más de un 15% en dicho periodo y cotiza en las 311 coronas noruegas (alrededor de 27,68 euros) y se desmarca del resto. De hecho, dos de las cuatro actualizaciones registradas este lunes sobre el valor han sido a la baja. 

Escepticismo con el repunte del precio del crudo

Las seis citadas compañías vienen de experimentar unos meses excepcionales en el que la crisis energética ha catapultado sus balances empresariales. Solucionado el problema de encontrar un sustituto para el gas y crudo ruso en el marco de las sanciones al Kremlin por la invasión rusa de Ucrania, las expectativas apuntan a una contención de los BPA, ingresos y Ebitda, ante la previsión de que el crecimiento será más moderado al equipararlo en términos interanuales. Tampoco hay que perder de vista los efectos que puede tener la crisis financiera del pasado mes de marzo y si se ha tratado de algo temporal o simplemente es la antesala de un problema de mayor magnitud. 

"Las perspectivas para este año de que se pueda entrar en recesión van a retraer el precio del crudo", defiende el analista de XTB, Joaquín Robles, quien ve "complicado" que el petróleo rebase los 100 dólares en el corto plazo. En este sentido, desde el citado Julius Baer advierten de que las estimaciones cíclicas ya apuntan a una moderación de la demanda de petróleo en Occidente, así como en China, "ya que el telón de fondo estructural de la transición energética, con el paso a la movilidad eléctrica, acabará erosionando la demanda". El comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton, por su parte, ha aprovechado esta decisión para instar a acelerar la descarbonización. "Es verdaderamente urgente, dejar de ser dependientes de las energías fósiles porque los que las controlan, o al menos controlan una mayor parte, juegan con eso", ha apuntado. Las perspectivas para el 'oro negro' también están sujetas a la incertidumbre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento