Oposición del Gobierno

La CNMV admite a trámite la opa hostil de BBVA sobre Banco Sabadell

El supervisor recuerda que este paso no implica aceptar la operación, sobre la que no puede pronunciarse hasta que el Banco Central Europeo (BCE) de el visto bueno. 
El presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura
El presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura
Europa Press
El presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha admitido a trámite la solicitud de la opa hostil que BBVA ha presentado sobre Banco Sabadell. El organismo encabezado por Rodrigo Buenaventura ha señalado que el folleto y los demás documentos se "ajustan a lo dispuesto" en la normativa de opas, aunque matiza que la solicitud no supone "pronunciamiento alguno sobre la resolución relativa a la autorización de la oferta, o cualquiera de sus términos y condiciones". 

En el documento remitido por la entidad catalana se específica que deberá adaptarse a los plazos y los requisitos que contempla la normativa. De igual modo, recuerda que la CNMV no tiene capacidad para autorizar la oferta hasta que no se acredite la autorización del Banco Central Europeo (BCE) y que la fusión está sujeta a la ley de solvencia de 2014. Es decir, la integración necesitaría el visto bueno final del Ministerio de Economía, Comercio y Empresa, tal y como ha advertido el Gobierno desde el momento en el que conoció la oferta, cuando el Ejecutivo hizo público su rechazo a la operación.

El grupo de origen vasco envió la documentación al organismo con sede en Fráncfort la semana pasada y será el encargado de analizar los requisitos de solvencia, tal y como aseguró su vicepresidente, Luis de Guindos. Unos días antes hizo lo propio en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para estudiar el nivel de concentración. Su 'ok' no es necesario para que la CNMV de su visto bueno, pero requiere de un proceso que se puede alargar durante meses. Si subordina los compromisos para estudiar problemas de competencia, Economía puede decidir si llevar el asunto al Consejo de Ministros, en el que puede pronunciarse en sentido diferente al del organismo encabezado por Cani Fernández. 

Con el objetivo de ganar tiempo, BBVA también ha convocado una junta extraordinaria para el próximo 5 de julio, en la que propondrá a los accionistas la ampliación de capital necesaria para llevar a cabo el hipotético canje de acciones con el Banco Sabadell de título por cada 4,83. Está previsto que el banco de origen vasco emita 1.126 millones de acciones nuevas, equivalente a 551,9 millones en el momento del anuncio, siempre que los inversores avalen la propuesta. En conjunto, el grupo presidido por Carlos Torres estima que la opa puede alargarse entre seis y ocho meses, unos plazos que algunos analistas han tachado de optimistas. 

Torres se dirigió a los accionistas este lunes a través de una carta en la que defendía los beneficios para la sociedad de la fusión, que es "positiva" para los propios accionistas, empleados y la sociedad en su conjunto. "La operación tiene como objetivo unir ambas entidades, para construir un banco más fuerte y rentable, y un referente en el mercado por volumen de activos, créditos y depósitos", destacó el banquero, al tiempo que reiteró que la "mayor escala" les "permitirá afrontar los retos estructurales del sector financiero en mejores condiciones, abordando de manera eficiente las necesarias inversiones en transformación digital de un sector cada vez más global". 

Redactora Banca y Seguros

Graduada en Periodismo y Economía. Decidí hacer este doble grado para poder combinar mis dos pasiones: la información económica. En noviembre de 2021 aterricé en la mesa de 'La Información' donde me he curtido cubriendo una guerra a las puertas de Europa, una inflación inédita en décadas y la subida de los tipos de interés. Tras mi paso por la sección de Mercatia, ahora escribo de banca y seguros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento