Envía una carta

Carlos Torres apela a los accionistas de BBVA y defiende la "clara generación de valor" de la opa sobre Sabadell

El presidente de la entidad busca el apoyo inversor de cara a la celebración de la junta en la que votarán la ampliación de capital para absorber el banco catalán, propuesta que les dará mayor eficiencia y rentabilidad, según el banquero. 
El presidente del BBVA, Carlos Torres.
El presidente del BBVA, Carlos Torres.
BBVA/ Europa Press
El presidente del BBVA, Carlos Torres.

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha enviado una carta a los accionistas del banco en la que explica las bondades de la opa hostil sobre Banco Sabadell. En el marco de la celebración de la junta extraordinaria que se celebrará el próximo 5 de julio con el objetivo de aprobar la ampliación de capital para sacar adelante la operación mediante un canje de acciones de 1 título por cada 4,83, el banquero ha defendido que se trata de una apuesta de "clara generación de valor". 

El banquero busca así amarrar apoyos en medio de un accionariado excesivamente atomizado. El 48% de ellos son minoritarios, mientras el 52% restante institucionales. No obstante, en las últimas semanas los grandes fondos han ido moviendo posiciones. BlackRock, su accionista mayoritario, ya controla el 6,6%, mientras Dimensional Fund Advisory poseen el 3,8%. De forma paralela, el mexicano David Guzmán, ostenta el 3,1% mediante Fintech Europe. De forma paralela, Vanguard ha irrumpido con un 1,3%. 

"La operación tiene como objetivo unir ambas entidades, para construir un banco más fuerte y rentable, y un referente en el mercado por volumen de activos, créditos y depósitos", ha destacado el banquero. En la misiva, que ha ido acompañada de un vídeo, Torres reitera que la "mayor escala" derivada de esta operación "permitirá afrontar los retos estructurales del sector financiero en mejores condiciones, abordando de manera eficiente las necesarias inversiones en transformación digital de un sector cada vez más global". Un argumento repetido en varias ocasiones por su 'número dos', Onur Genç. 

En este sentido, Torres detalla que la ampliación se realizará mediante la emisión de nuevas acciones de BBVA sin que exista derecho de suscripción preferente y tampoco requerirá desembolso alguno, ya que se dirige a los accionistas de Banco Sabadell que acepten la oferta de compra. En todo caso, el importe final quedará sujeto al número de aceptaciones de la oferta de compra por parte de los accionistas. Está previsto que el banco de origen vasco emita 1.126 millones de acciones nuevas, equivalente a 551,9 millones en el momento del anuncio.

"Esta operación generará valor para todos ustedes gracias a la creación de un banco más fuerte y competitivo, además de una mejora estimada del beneficio por acción de alrededor del 3,5% (una vez se produzcan los ahorros asociados a la integración) y un limitado impacto estimado en el ratio de capital CET 1 de 30 puntos básicos", agrega. En lo que respecta a la política de dividendos, Torres ha apuntado que mantendrán la política de remuneración, que suele repartir entre el 40% y el 50% del beneficio, con posibilidad de combinar efectivo con recompras, distribuyendo cualquier exceso de capital por encima del 12%. 

En medio del rechazo del Gobierno, que tiene capacidad para vetar la fusión, pero no para impedir la opa, el directivo ha puesto en valor la operación que, según Torres, es positiva para los clientes. "Tendrán a su disposición una propuesta de valor diferencial, por la complementariedad de las franquicias, la mayor oferta de productos y el alcance global del banco", enfatiza, para subrayar que la nueva entidad resultante tendría mayor capacidad de financiación para familias y empresas. 

La cuestión de la concentración es uno de los factores que más críticas ha levantado la opa, al considerar que empeoraría la oferta comercial. En concreto, desde Moncloa ha reiterado en numerosas ocasiones los "efectos lesivos" que tendría para los consumidores. Argumento que comparten con gobiernos autonómicos como el catalán o el valenciano, donde la presencia de Sabadell es elevada. 

En este contexto, BBVA ya ha solicitado autorización a las autoridades regulatorias pertinentes, incluido el Banco Central Europeo (BCE), cuyo plácet es necesario para que la CNMV de su visto bueno. Previsiblemente, el organismo encabezado por Rodrigo Buenaventura admitirá a trámite esta semana el folleto de la opa, que contempla la cesión de un 16% de control a los accionistas de Sabadell en caso de prosperar. No obstante, para ello necesita el respaldo del 50,01% de los inversores del grupo con sede en Alicante. 

Carmen Muñoz
Redactora Banca y Seguros

Graduada en Periodismo y Economía. Decidí hacer este doble grado para poder combinar mis dos pasiones: la información económica. En noviembre de 2021 aterricé en la mesa de 'La Información' donde me he curtido cubriendo una guerra a las puertas de Europa, una inflación inédita en décadas y la subida de los tipos de interés. Tras mi paso por la sección de Mercatia, ahora escribo de banca y seguros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento