La subyacente, en el 6,1%

La subida de los alimentos se modera en mayo y la inflación frena hasta el 3,2%

Del campo al súper: Los alimentos en origen disparan su precio un 62,7%
La subida de los alimentos se modera en mayo y la inflación frena hasta el 3,2%
Europa Press
Del campo al súper: Los alimentos en origen disparan su precio un 62,7%

La inflación vuelve a dar algo de alivio al bolsillo de los consumidores en mayo. La tasa anual de IPC se modera nueve décimas en relación al mes anterior hasta el 3,2%, su nivel más bajo desde hace casi dos años, gracias a que los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas han subido menos y gracias, sobre todo, al abaratamiento de los carburantes, que se incrementaron en el mismo mes de hace un año por el efecto de la guerra en Ucrania y la fuerte volatilidad que afectó a la energía. Estos datos vendrían a confirmar, con todas las cautelas, que el encarecimiento de la cesta de la compra ha tocado techo, dado que los alimentos se dispararon un 16,6% en febrero.

El dato avanzado esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra, además, cómo la inflación subyacente -que excluye de su cómputo los componentes más volátiles y tiende a mostrar tensiones más estructurales de los precios- frena también cinco décimas y se sitúa en el 6,1%, por lo que regresa a niveles del pasado julio. La tasa de IPC armonizado, que es la referencia que se toma en Europa para hacer la comparativa entre los distintos países, se reduce dos décimas en relación al mes previo para situarse por debajo del 3% (en el 2,9%), lo que mantiene al país como uno de los que registran la subida más moderada de los precios y le permite seguir arañando competitividad en relación a sus principales socios comerciales, las grandes economías de la Eurozona. El INE publicará el dato definitivo de IPC el próximo 13 de junio.

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, incide en que los datos de inflación de mayo confirman la eficacia de las medidas del Gobierno, la moderación de los precios de los alimentos, la caída de los carburantes y posicionan a nuestro país como uno de los que tienen la inflación más baja de la Unión Europea. El Banco Central Europeo (BCE) permanece muy atento a la evolución del coste de la vida dentro de la Eurozona y mantiene su mensaje de que "la prioridad inmediata y primordial" es devolver la inflación a su objetivo de medio plazo del 2%, como dejó claro su presidenta, Christine Lagarde, durante el acto de celebración del 25 Aniversario de la entidad la pasada semana. 

Esto, pese a que la economía ya se está resintiendo. Alemania, locomotora europea, ha entrado en recesión técnica en el primer trimestre del año (al acumular dos consecutivos de contracción de su PIB) precisamente por el frenazo en la actividad que está provocando el endurecimiento de la financiación a causa del alza de tipos más acelerada desde la creación del euro. Una situación que contrasta con la evolución de la actividad en España en ese mismo periodo, puesto que el PIB avanzó un 0,5% en relación al trimestre previo y aceleró un 3,8% en términos interanuales. 

En nuestro caso, el incremento del precio del dinero por parte del BCE se aprecia sobre todo en un crédito más caro para familias y empresas -las entidades lo elevaron un 7,7% en el primer trimestre del año-. El Euríbor, principal indicador para los préstamos a tipo variable, cerrará el mes de mayo en niveles que no se veían desde 2008, cada vez más cerca del 4%; al mismo tiempo, las entidades han venido elevando también el coste de su oferta de créditos a tipo fijo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento