Sube más de un 50% en un año

Más allá del aceite de oliva... esta es la lista de la compra que más se dispara de precio

La OCU advierte de que el precio del aceite de oliva ya supera los 12 euros por litro
Más allá del aceite de oliva... esta es la lista de la compra que más se dispara de precio.
Europa Press
La OCU advierte de que el precio del aceite de oliva ya supera los 12 euros por litro

El aceite de oliva continúa su escalada de precios y se ha convertido por méritos propios en el producto más exclusivo de la cesta de la compra en muchos hogares de España. Su precio no para de subir y eso lo saben bien los consumidores que ya pagan más del doble que hace un año por un litro del cada vez mejor llamado oro líquido. En solo un año su coste se ha incrementado hasta un 52,5%. Es el precio que más sube interanual tras conocerse el dato de la inflación que este mes de agosto ha subido al 2,6% por el combustible con los alimentos disparados. 

El aceite de oliva virgen extra (AOVE) quita el sueño a muchos compradores que ven como cada día que pasa su precio no frena en una escalada que sitúa ya muchas botellas de cinco litros más allá de los 50 euros. Y mucho se temen que en unas semanas este precio acabe siendo una ganga como lo eran los 30 euros de hace meses ya que desde el sector los agricultores no cesan en su alerta.

¿Por qué ha subido el precio del aceite de oliva?

Los daños de la sequía y las altas temperaturas se han cebado con el olivo y abocan a un panorama de tensiones adicionales en el precio del aceite de oliva de aquí a finales de año. La escasez de la cosecha sumado a precios nunca vistos no parecen ir de la mano de la bajada del consumo y aunque aseguran que no habrá falta de suministro nadie pone techo a un precio que lidera la lista de alimentos que más se han encarecido en el último año según datos de la estadística del IPC publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El segundo producto de alimentación de la cesta de la compra que más se ha encarecido en el último año ha sido el azúcar (42,5%), seguido del arroz (21,6%). Ambos se pueden considerar básicos en las compras de los españoles, al igual que las patatas, cuyo precio es ya un 18% más caro que hace un año. La carne por ejemplo sube un 16,4%, siendo el porcino el más 'económico' de ellas sin librarse de una subida del 15,6% en el último año. 

Alimentos que suben su precio en el supermercado

Así las cosas, hacer una tortilla de patata cuesta un 52,5% más que hace un año. Pero no solo se encarece de esta manera la elaboración del menú para comer. Los postres también disparan sus precios. De hecho los productos de confitería son los cuartos más caros en el último año tras registrar una subida del 18,2%. Así, realizar un bizcocho sale un 42,5% más caro que hace un año. Aquí el precio de los huevos, que afecta a ambos supuestos, también tiene mucho que ver. Su precio se ha encarecido un 12,3% en el último año. 

De esta manera, elaborar una tortilla de patatas costó en agosto respecto al año anterior un 52,5% más debido a la subida del aceite de oliva, el aumento del 18% en el precio de las patatas y la subida del 12,3% del precio de los huevos. Por su parte, realizar un bizcocho salió un 42,5% más caro en agosto por el incremento del precio del azúcar, el segundo producto que más aumentó su precio en agosto, el 12% más por el aumento del precio de la mantequilla, un 12,3% más en el precio de los huevos, el 30,9% más en el precio de aceites y grasas, mientras que la harina y otros cereales se encarecieron un 0,7%. El desayuno también se encareció este agosto, ya que una tostada con mantequilla subió su precio un 12%, debido al aumento de la mantequilla y el pan un 4,5% más.

Alternativas al aceite de oliva

Si quieres evitar el gasto que supone comprar una botella de aceite de oliva, existen varias opciones en el supermercado con los que reemplazar el consumo del AOVE. La primera opción es el aceite de girasol alto oleico, aunque a nivel nutricional no es igual que el aceite de oliva. Se obtiene de semillas modificadas genéticamente para que mejoren su perfil nutricional, especialmente en lo que a contenido graso se refiere. Está compuesto de grasas monoinsaturadas, que ayudan a controlar los niveles de colesterol y mejoran el perfil cardiovascular. Puede utilizarse tanto para aliños como para frituras, ya que tiene una mayor resistencia a la oxidación que otros aceites de girasol ante las altas temperaturas.

Otras opciones disponibles en las estanterías de los supermercados con el aceite de orujo de oliva o el de soja, ambos con precios más bajos que los que actualmente marca el AOVE. Este pequeño cambio de producto en la cesta de la compra puede ayudar al consumidor a ahorrar unos euros en el gasto en alimentación.

Redactora Jefe

Formé parte del equipo fundador del diario económico 'Estrella Digital'. Desde ahí me incorporé al Grupo Recoletos para lanzar la web de Gaceta Universitaria y después el diario Qué! En 2008 me incorporé a La Información como responsable de Ocio y Televisión. En la actualidad, compagino las funciones del seguimiento de la actualidad económica y el desarrollo de audiencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento