Finanzas personales

Letras del Tesoro Público: la última subasta de marzo sube el interés y el apetito inversor

Fachada Banco de España
Letras del Tesoro Público: primera subasta de marzo en plena fiebre del alto interés
EUROPA PRESS
Fachada Banco de España

El Tesoro Público español vuelve a los mercados de deuda, esta vez con una subasta de Letras a 9 meses y 3 meses. Los interesados en hacerse con Letras del Tesoro tenían una cita este 12 de marzo en la que ha sido la segunda subasta del mes. Al final, el Tesoro Público español ha colocado 1.991,61 millones de euros, en la banda media de sus objetivos, y lo ha hecho ofreciendo una rentabilidad más baja en la referencia a 3 meses y más elevada en la de nueve meses, según datos del Banco de España.e, en el caso de las primeras, ha alcanzado el 3,715 %, máximos desde noviembre. 

La mejora de los intereses ofrecidos, en línea con los elevados tipos de interés, ha mantenido el apetito inversor de los mercados por los títulos españoles, ya que la demanda conjunta de ambas referencias ha llegado a duplicar lo adjudicado, con unas peticiones de 4.807,47 millones de euros.

Gran parte de esta demanda, tal y como ha pasado en meses anteriores, estará en manos de los inversores minoristas. Según fija el calendario del organismo dependiente del Ministerio de Economía la siguiente subasta de Letras tendrá lugar ya el 4 de abril.

La mejora de los intereses ofrecidos, en línea con las subidas de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) el año pasado, ha mantenido el apetito inversor de los mercados por los títulos españoles.

Así, los inversores particulares están mostrando gran interés por la compra de deuda, principalmente a corto plazo, dada su alta rentabilidad, que creció desde inicios de 2022, especialmente en el caso de las letras a más corto plazo, aunque ya se ha estabilizado.

Según los últimos datos publicados por el Banco de España, la alta rentabilidad de los valores a corto plazo ha tenido un efecto muy considerable en la distribución las tenencias de las letras del Tesoro, donde los hogares e instituciones no financieras se han convertido por primera vez en 2023 en los mayores tenedores de este tipo de deuda.

Como muestra, la participación de los hogares en la compra de letras ha pasado de 1.826 millones de euros a cierre de 2022 a 24.428 millones en diciembre de 2023. Así, han incrementado notablemente su participación en el último año, pasando de una cuota del 2,4% en diciembre de 2022 a más del 34% en 2023.

Las rentabilidades han sido el principal reclamo de este producto que, por regla general, ha ofrecido rendimientos más elevados frente a otras inversiones. En las últimas subastas del Tesoro Público celebradas en 2023, el interés comenzó a recortarse en todos los plazos, salvo en los de tres meses, que se situó en el 3,6%, marcando máximos desde noviembre de 2011, ante la expectativa de que el BCE comenzara los recortes esta primavera a más tardar.

Para 2024 el Tesoro ha previsto unas necesidades de financiación neta de 55.000 millones de euros, lo que supone diez mil millones menos que en 2023, cuando fue de 65.000 millones de euros. La emisión bruta estimada ascenderá a 257.572 millones de euros, el 2% más que en 2023.

​Qué son las Letras del Tesoro

Las Letras del Tesoro son valores de renta fija a corto plazo emitidos por el Tesoro Público. Se trata de títulos de deuda a 3, 6, 9 y 12 meses con muy poco riesgo que el Gobierno saca al mercado para lograr financiación. Cada una de estas Letras tiene un importe nominal de 1.000 euros y este sería el importe mínimo de inversión, aunque se puede ampliar, invirtiendo múltiplos. Al ser renta fija, la rentabilidad está garantizada y por lo tanto el comprador tiene las ganancias que obtendrá al vencimiento del plazo asegurado.

Cómo comprar Letras del Tesoro

El Tesoro subasta Letras cada mes, en sesiones separadas para los plazos de 6 y 12 meses, por un lado, y de 3 y 9 meses, por otro. Para comprarlas, el primer paso a seguir es acceder a la web del Tesoro Público y abrir una 'Cuenta Directa' en el Banco de España. Si dispone de un DNI electrónico o certificado digital, el cliente puede realizar la compra directamente a través de internet, seleccionando el valor que se quiere adquirir en el apartado de 'Compra y Venta de Valores' y transfiriendo el importe. Otra opción es acudir presencialmente a una sucursal del Banco de España con cita previa, que se puede concretar en internet.

Cuál es la rentabilidad de las Letras del Tesoro

Los ciudadanos no saben cuál es la rentabilidad que ofrecerán las Letras en la siguiente subasta a la hora de hacer una oferta de compra, por lo que existe la opción de indicar el tipo de interés mínimo por el que se está dispuesto a realizar la compra, pero se corre el riesgo de quedar fuera de la subasta si esta se cierra con un tipo inferior. La mayoría de compradores optan por realizar ofertas no competitivas y quedarse con el precio que salga en la subasta, sin imponer condiciones.

Cuál es el importe de cada Letra del Tesoro

El importe nominal de cada Letra es de 1.000 euros, por lo tanto, la inversión siempre será de este importe o un múltiplo del mismo. Las Letras del Tesoro no siguen el mismo sistema para recibir intereses que otros productos de ahorro, ya que se trata de emisiones al descuento. Esto significa que, en el momento de la emisión, estos títulos se adquieren a un precio más bajo que el nominal, para recibir los 1.000 euros como pago en el momento del vencimiento, siendo la diferencia entre los dos importes la rentabilidad obtenida. Como, ejemplo, si se compra una Letra al 3%, se pagarán 970 euros al comprarla en la subasta para que el Tesoro devuelva después 1.000 euros.

Precios de las Letras del Tesoro

En caso de necesitar recuperar el dinero invertido antes del final del plazo de amortización establecido, las Letras se pueden vender sin haber alcanzado su vencimiento, pero el cliente podría perder dinero según como hayan avanzado los tipos ofrecidos por el Tesoro Público desde su compra. Si la Letra se adquirió con una rentabilidad más baja a la que ofrece el organismo público en el momento de venderla, el precio que se estará dispuesto a pagar por el título en el mercado secundario será menor al de la compra inicial.

Cómo declarar las ganancias obtenidas en las Letras

Las ganancias obtenidas de este tipo de emisiones se considera rendimiento de capital mobiliario y está, por lo tanto, sujeto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Se aplicará el mismo gravamen que a cualquier renta del ahorro, en función de la cuantía obtenida. Así, los primeros 6.000 euros tendrán un tipo del 19%, entre 6.000 y 50.000 euros será del 21%, del 23% entre 50.000 y 200.000 euros y del 28% para los importes que superen este último número.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento