La eleva cuatro décimas 

Bruselas mejora al 2,1% la previsión de PIB para España y prevé que cumpla el déficit también en 2025

Comisión Europea
Bruselas mejora al 2,1% la previsión de PIB para España
Comisión Europea
Comisión Europea

Espaldarazo de la Comisión Europea a España en forma de unas previsiones que mantienen a la economía nacional como la más dinámica entre las grandes del euro (junto a Alemania, Francia e Italia) tanto este año como el que viene, cuando crecería al 1,9%. Bruselas ha elevado cuatro décimas su cálculo previo y estima que el PIB español avanzará al 2,1% este año, una perspectiva más optimista incluso que la del Gobierno (2%). Este mayor crecimiento, que atribuye al impulso de la demanda interna a la continua resiliencia del mercado laboral, permitirá al país seguir reduciendo sus desequilibrios fiscales. 

El Ejecutivo comunitario cree que España será capaz de reducir su déficit al 3% este año -desde el 3,66% al que despidió el pasado ejercicio- ciñéndose a lo exigido por las nuevas reglas fiscales, que vuelven a estar en vigor tras el paréntesis de cuatro años que permitió a los gobiernos endeudarse para hacer frente a la concatenación de crisis que se produjo desde la pandemia de Covid. Este resultado evitaría, en principio, que Bruselas abra un procedimiento de déficit excesivo al país, pese a que el año pasado no se cumplió esa meta. De cara a 2025 espera que el déficit público hasta el 2,8% si se mantienen las actuales políticas.

"El déficit de las administraciones públicas seguirá disminuyendo, impulsado por la evolución favorable de los ingresos y la eliminación gradual de las medidas relacionadas con la energía", sostiene el documento. La Comisión prevé que la inversión mejore en 2024, al acelerarse la aplicación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia -y de los fondos europeos- pero también por la flexibilización prevista de las condiciones de financiación con la rebaja de tipos del Banco Central Europeo, y por la situación saneada de las empresas. 

La Comisión advierte, eso sí, de que la débil situación económica de los principales socios comerciales limitaría el dinamismo de las exportaciones globales y la contribución al crecimiento de la demanda externa. Esto, pese a que se espera una evolución positiva de la actividad turística y de las exportaciones de servicios no turísticos a lo largo del año. 

Las nuevas previsiones de la Comisión Europea incluyen también una mejora de la senda de reducción de la deuda pública. La ratio caería este año hasta el 105,5% y seguiría bajando hasta el 104,8% el próximo, en línea con las estimaciones del Gobierno español. Esta reducción desde el 107,7% al que el pasivo del conjunto de las administraciones públicas despidió el año pasado se producirá en un contexto en el que la inflación seguirá moderándose y retornará a tasas cercanas al 2% en 2025.

La tasa de paro bajará al 11,1% en 2025

En lo que respecta al mercado de trabajo, las previsiones contemplan que la tasa de paro seguirá reduciéndose desde el 12,1% al que cayó el año pasado al 11,6% este ejercicio y hasta el 11,1% en 2025. Después de que los hogares registrasen el año pasado una fuerte recuperación de su poder adquisitivo real, el salario nominal aumentará de forma más moderada pero seguirá subiendo ligeramente por encima de la inflación.

Las cifras de la Comisión se han hecho públicas después de que el avance de los datos de la Contabilidad Nacional certificase que el PIB mantuvo su empuje en el primer trimestre del año con un avance del 0,7%, gracias al avance del consumo, la inversión y las exportaciones. Todo gracias al efecto arrastre tras un cierre más positivo de lo esperado también en 2023.

Fuentes del ministerio de Economía, Comercio y Empresa señalan que estos datos confirman la eficacia de la política económica del Gobierno que está permitiendo conjugar uno de los mayores crecimientos de Europa, con una reducción sostenida de la inflación, y la mejora del poder adquisitivo de las familias y competitividad de las empresas. Añaden que estas previsiones certifican también el compromiso "con una política fiscal responsable compatible con el mantenimiento de medidas para ayudar a los colectivos más vulnerables".

Riesgos para el conjunto de la Eurozona y un crecimiento del 0,8%

En lo que respecta al conjunto de la Eurozona, la Comisión Europea mantiene en el 0,8% su previsión de crecimiento para este año, un avance que se producirá gracias a que la actividad aceleró en el arranque del ejercicio y que, pese a todo, no está exenta de riesgos que "han aumentado en los últimos meses". Entre ellos destaca los conflictos en Ucrania y Gaza. De cara al año que viene el Ejecutivo comunitario prevé que el conjunto de las economías del euro avancen al 1,4%, una décima por debajo de lo que había estimado en febrero. 

Este crecimiento coincidirá con una moderación de los precios, de forma que la inflación cerrará este año en el 2,5% y frenará al 2,1% el que viene (venía de una tasa del 5,4% a finales de 2023). El avance del PIB del 0,3% registrado en la región entre enero y marzo "marca el fin de un periodo prolongado de estancamiento económico que comenzó en el último trimestre de 2022", destaca el documento, que atribuye este desempeño al alza del consumo privado por el avance del empleo y la recuperación de los salarios, frente a una inversión que se suaviza.

Las tensiones geopolíticas constituyen un riesgo para su escenario, como también lo supone la "persistencia" de la inflación en Estados Unidos, dado que esta "puede derivar en nuevos retrasos de las bajadas de tipos" y provocar retrasos también en otras áreas del mundo. Tampoco descarta la Comisión que el descenso de la inflación "puede ser más lento de lo esperado" en la Eurozona. "La política fiscal (con la recuperación de las reglas fiscales) y monetaria podría ser más restrictiva que lo esperado, con consecuencias negativas para el crecimiento", ha señalado el comisario de Economía, el italiano Paolo Gentiloni.

Está "bastante cerca" de finalizar el análisis del cuarto pago

A preguntas de los medios de comunicación el propio Gentiloni ha reconocido que la Comisión está "bastante cerca" de concluir su análisis sobre el cuarto pago de los fondos Next Generation a España por valor de algo más de 10.000 millones de euros. "Estamos trabajando muy intensamente en el cuarto pago y tuve la oportunidad de reunirme con el ministro (Carlos) Cuerpo en Bruselas hace un par de días. Creo que estamos bastante cerca de una conclusión del análisis de este pago", ha asegurado durante la rueda de prensa de perspectivas económicas.

No ha querido precisar si el pago será completo ni si Bruselas estaría dispuesta a dar a España una nueva prórroga para que la reforma del subsidio de desempleo pueda ser tramitada. El propio Cuerpo confiaba esta semana en que el desembolso pueda ser finalmente "completo". En principio, el Ejecutivo prevé que la reforma vaya al Consejo de Ministros el próximo 20 de mayo, el mismo día en que la Comisión debe tener publicada su evaluación sobre dicho pago. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento