'Mythic Quest' 2T: la sitcom gamer de Apple TV+ sube de nivel

La creación del equipo de 'Colgados en Filadelfia' y 'Community' cierra una segunda temporada redonda.
Mythic Quest
Mythic Quest
Apple TV+

La primera temporada de Mythic Quest fue un milagro oculto. Pese a las efusivas reacciones iniciales, esta workplace sitcom situada en el estudio responsable del videojuego online más popular del mundo pasó desapercibida en una esquina de la recién inaugurada Apple TV+, tomándose su tiempo para encontrar su audiencia. 

Hasta cierto punto, puede resultar comprensible: no solo por formar parte de los inicios de otra plataforma de streaming más, también por plantear su acción en un contexto tan específico para cierto sector del público. “Nadie te va a decir que no ve The Office porque no tiene ni idea de la industria del papel”, comentaba Rob McElhenney, uno de sus creadores. “Pero saca a colación los videojuegos en tu serie y oirás 'es que no soy gamer”.

Lo curioso de esta progresión gradual, sin embargo, es que no se aplica a la propia serie. Mythic Quest da el pistoletazo de salida con una autoconfianza digna de llevar tres años en antena, algo especialmente poco común para una sitcom. 

Tiene perfiladísima la identidad y el gancho de sus personajes desde el minuto uno, la química entre todo el reparto es impecable, y construye con habilidad todos los pilares para una temporada finamente hilada (cierto payoff en el octavo episodio de la temporada, Brendan, es de levantarse y aplaudir) marcándose al mismo tiempo experimentos conceptuales que refuerzan su tesis mientras nos llevan a un mundo aparentemente ajeno (el quinto, Muerte silenciosa y oscura, ignora al reparto entero en favor de un relato autoconclusivo que cubre varias décadas).

Ganas de jugar

En resumen: se nota que a sus showrunners, McElhenney y Megan Ganz, les suele apetecer jugar con lo establecido. El primero forjó su carrera mediante cocrear y protagonizar Colgados en Filadelfia, que durante sus más de 15 años en antena ha evolucionado hacia una especie de anti-sitcom anárquica con una pasión constante por romper las reglas de la televisión. 

Y la segunda empezó su carrera en Community, otra sitcom que se ganó estatus de culto gracias a su experimentación constante, donde firmó varios de sus episodios más reverenciados: desde el episodio botella del bolígrafo hasta su homenaje al documental Hearts of Darkness, que en palabras de sus propios personajes, “es mucho mejor que Apocalypse Now”.

Mythic Quest
Mythic Quest
Apple TV+

Al unir fuerzas para el proyecto tras la incorporación de Ganz al equipo de guionistas de Filadelfia, ambos tenían claro que querían hacer algo distinto. “Cuando llevas década y media escribiendo a personajes terribles que nunca cambian”, espeta McElhenney, “te vienen ganas de explorar también a gente que pueda tener algún tipo de arco".

Mythic Quest logró desde sus inicios estar a la altura de toda esa ambición, combinando esas ansias de firmar una narrativa más clásica con su pasión por lo rompedor. Y con todas esas credenciales y una fantástica primera temporada bajo el brazo, la temprana renovación de la serie fue recibida con los brazos abiertos por su creciente audiencia. 

El equipo empezó a perfilarla: estructurándola entera, escribiendo sus primeros guiones, planeando incluso rodarla parcialmente en el E3, el evento internacional más importante del mundillo. Y entonces llegó la pandemia.

Temporada 2, versión 2

Y ese fue el momento en el que Ganz y McElhenney tiraron todo lo producido a la basura. Rodar esa versión de la serie durante tal situación era imposible por razones obvias, pero también representaba un mundo en el que ya no estábamos. “No queríamos ignorar la situación, pero sabíamos que en un tiempo estaríamos hartos de hablar únicamente de la pandemia y necesitaríamos también desconectar”. 

Llegaron a un punto medio: producir, desde sus casas y durante el confinamiento, un especial entre temporadas que pudiera estrenarse pocas semanas después y tratara el tema con inmediatez; y rodar unos meses después la temporada reescrita, situada en un mundo que ya está empezando a superar la situación.

En el primer caso, y pese a rodarse enteramente por Zoom desde los hogares de cada actor, el equipo rechazó estructurarlo como una sucesión de sketches al respecto y forjó un relato genuino sobre lidiar con la situación de un modo que no solo terminó siendo un clásico absoluto de la serie; también una de las piezas de arte más interesantes surgidas de la pandemia hasta ahora.

Y en la temporada en sí, pese a enfocar la acción ya relativamente lejos de la situación, queda una melancolía inherente. No una que anule lo graciosa que puede llegar a resultar la serie cuando quiere (el personaje de David, en particular, brilla con luz propia), pero sí una que la lleva a explorar nuevas dinámicas de personaje, nuevos tonos, lugares comunes y ajenos a lo ya visto previamente. Y eso la termina convirtiendo en una serie aún más ambiciosa y, por el camino, en una aún mejor.

Porque la segunda temporada de Mythic Quest quiere ir más allá todo el tiempo. Si la primera temporada dedicó un reverenciado episodio autoconclusivo a personajes que ni conocíamos, la segunda le dedica dos consecutivos a uno intrínsecamente asociado a la serie, ese C.W. interpretado por el legendario F. Murray Abraham.

Mythic Quest
Mythic Quest
Apple TV+

El primero se centra en su trasfondo como escritor en un apasionadísimo homenaje a la ciencia ficción clásica (esos Ray Bradbury, Ursula K. Le Guin e Isaac Asimov vagando por las paredes de Amazing Tales Magazine) y el segundo en su reencuentro, años después, con los fantasmas de ese pasado.

Ambos recontextualizan y reconfiguran al personaje sin traicionar en ningún momento todo lo que ya sabemos de él, en un apropiado paralelismo con una serie que no deja de reinventarse mediante ser ella misma.

Y si la primera temporada forjó un arco de temporada impecable para todos sus personajes, esta hace lo mismo... pero lo hace en favor de dinamitar todo lo previamente establecido. La temporada 2 concluye destruyendo por completo el statu quo de la serie de un modo que no se siente como un cierre si no como un paso adelante, una forma de que Mythic Quest pueda seguir yendo más allá. 

A la espera de una renovación, y teniendo en cuenta las ansias de su equipo por romper constantemente las reglas del juego, únicamente nos queda desear que Apple TV+ no dé la partida por terminada antes de tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento