‘Juego de tronos’: George R.R. Martin no sabía que HBO iba a preparar tantas precuelas a la vez

La primera de ellas, ‘La Casa del Dragón’, ya está lista y se estrenará el año que viene.
Emilia Clarke en 'Juego de tronos'
Emilia Clarke en 'Juego de tronos'
HBO

Por muchas decepciones y enfados que causara en sus últimos compases, la cúpula de HBO es consciente que nunca se ha topado con algo como Juego de tronos. La lujosa adaptación de Canción de hielo y fuego supone un fenómeno cultural sin apenas precedentes, que evidentemente iba a desembocar en nuevas producciones una vez concluida su última temporada. Así es como llegamos a La Casa del Dragón, precuela centrada en la dinastía Targaryen que llegará a HBO en 2022, pero este no ha sido el primer proyecto que intente expandir las intrigas de Poniente dentro del audiovisual.

Antes se elaboró otro spin-off desarrollado por Jane Goldman con Naomi Watts, pero el piloto rodado no convenció a la cadena y su cancelación le condujo a perder 30 millones de dólares. Esto lo hemos sabido hace poco, gracias al libro Tinderbox: HBO’s Ruthless Pursuit of New Frontiers. En él James Andrew Miller ahonda en la trayectoria de la compañía dedicándole una gran atención, como no puede ser de otro modo, a la gestación de Juego de tronos y a cómo HBO ha lidiado con su éxito. En este último ámbito es inevitable hablar de los spin-offs desarrollados a su estela, de los que La Casa del Dragón y la serie abortada son solo dos ejemplos de muchísimos más.

Vaya, que HBO está desarrollando muchísimos títulos nuevos, entre los que se incluyen dos series de animación, una adaptación de Dunk y Egg que fichó hace poco a Steve Conrad como showrunner, y un amasijo de tratamientos dedicados a otros rincones de la mitología de George R.R. Martin como Sea Snake centrado en Ser Corlys Velaryon, las aventuras de la reina Nymeria o un viaje al Lecho de Pulgas de Desembarco del Rey que parece haber sido suspendido por ahora. Hay tal cantidad de proyectos que puede que no nos sorprenda que se empezara a hablar de ellos ya en 2017 (cuando la serie principal aún no había concluido), pero desde luego a Martin sí le sorprendió.

En el libro, el novelista le cuenta a Miller que hace cuatro años habló con los productores sobre dos posibles series de Juego de tronos. “Entonces me enteré de repente de que habían puesto en marcha cuatro precuelas. La idea de Danza de dragones era solo una de ellas”, cuenta en referencia a la historia que, más allá del volumen homónimo de Canción de hielo y fuego, dio pie a otro libro como Fuego y sangre y habría impulsado La Casa del Dragón. “Las otras tres eran ideas que habían tenido otras personas que supongo que habían leído mis libros o poseían ciertos documentos de HBO”.

“No les gustó la idea de Dunk y Egg porque estaban familiarizados con las novelas (alguien las había leído) y pensaban que eran demasiado suaves. Aunque sí les gustó la idea de Danza de dragones. Ya sabemos que al final Dunk y Egg ha cuajado, y está por ver qué ocurre con el resto de proyectos. “Me sorprendió, lo reconozco. Nunca había oído hablar de eso. Pensaba que seguiríamos adelante con una, con la que les presenté”. Pero el plan de HBO iban mucho más allá de eso, y en 2022 asistiremos a la primera fase de este. 

La Casa del Dragón está protagonizada por Matt Smith, Olivia Cooke y Paddy Considine, y entre sus responsables destacan Ryan Condal como showrunner y Miguel Sapochnik ejerciendo de director tras triunfar en la serie madre.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento