Logo del sitio

'El juego del calamar' esperó 12 años para arrasar en Netflix: su creador explica el motivo

Un éxito mundial totalmente inesperado que pasó una docena de años en desarrollo.
El juego del calamar
El juego del calamar
Cinemanía

El juego del calamar ha superado los 62 millones de reproducciones en Netflix y la compañía no duda que en poco tiempo se convertirá en la serie más vista de su historia, superando el techo de los 82 millones de visionados alcanzado con la primera temporada de Los Bridgerton.

La cuerda que le queda todavía al éxito arrollador de esta serie de ciencia-ficción surcoreana puede percibirse en su presencia en redes sociales como TikTok y en la conversación constante que ha dado lugar a las teorías más disparatadas entre los fans. Algo especialmente notable dada la poca confianza que inspiraba El juego del calamar antes de convertirse en un exitazo inesperado.

La popularidad de El juego del calamar llama la atención al conocer el estrambótico arranque argumental de la serie. Se trata de un thriller de supervivencia donde no se escatima en la violencia (y el humor negro) mientras se sigue a los participantes en una macabra competición de desafíos mortales inspirados en juegos infantiles. 

Hwang Dong-hyuk, el creador de la serie que ha escrito y dirigido sus nueve episodios, ha revelado en una entrevista para The Korea Times que desde que empezó a trabajar en la idea de El juego del calamar hasta que el título ha llegado a Netflix y ha arrasado con todo a su paso hubo un largo proceso de desarrollo que se extendió durante más de una década.

Tráiler de ‘El juego del calamar’, el inesperado éxito de Netflix

'El juego del calamar' es una serie de nuestro tiempo

Hwang, que también ha escrito y dirigido películas de éxito como Silenced (2011) o The Fortress (2017), empezó a trabajar en la idea de El juego del calamar en 2008; un año después escribió el guion. Según el cineasta, fue una premisa tan estrafalaria la que hizo que la historia estuviera dando vueltas hasta poder ver la luz. "12 años después el mundo ha cambiado mucho y ahora este tipo de historias de supervivencia, tan peculiares y violentas, son mejor recibidas", explica.

"Por desgracia, el mundo se ha movido en una dirección que lleva a que la historia de la serie resulte relevante comparada con la realidad", prosigue Hwang. "Que los participantes en los juegos se vuelvan locos por ganar concuerda con el deseo de la gente de enriquecerse con cosas como las criptomonedas, el mercado inmobiliario o la bolsa. Muchas personas se han sentido identificadas con la serie".

El director considera que la diferencia entre El juego del calamar y otras historias que giran en torno a juegos brutales de supervivencia, como Battle Royale, Los juegos del hambre o Perseguido, radica en que en esas otras "los héroes deben resolver pruebas difíciles para ganar"."El juego del calamar es una historia de perdedores. No hay triunfadores, no hay genios; más bien personas que siguen adelante con la ayuda de otras", asegura. 

"La idea detrás de este proyecto era muy experimental. Era una situación de todo o nada: o era un exitazo o un fracaso extravagante. No sabía si iba a resultar convincente que los personajes estén dispuestos a arriesgar sus vidas participando en juegos infantiles", concluye. El premio gordo de la competición es un bote de 45,6 mil millones de wons (unos 33 millones de euros) y, tal y como está el mundo en 2021, parece que ese detalle no ha chocado a ninguno de los millones de espectadores de El juego del calamar.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento