Enemistad tras las cámaras: 7 series cuyo rodaje fue una guerra de egos

¿Quién dijo que, para los actores, trabajar en una serie era algo fácil?
Kim Cattrall y Sarah Jessica Parker
Kim Cattrall y Sarah Jessica Parker
.

Al contrario que en las películas, los rodajes de las series son mucho más largos e intensos. Podrían asemejarse a cursos escolares en los que, a la vuelta de las vacaciones, no necesariamente te puede apetecer reencontrarte con tus compañeros. 

Y resulta menos apetecible aún si en la partida entran otras preocupaciones como los egos, el peso del personaje en la trama, minutos en pantalla o diferencia de sueldos. Ahí ya puede llegar a estallar la guerra.

Justo eso ha pasado en estas ficciones: el elenco se ha encontrado con algún colega (digamos, ‘complicado’) con el que ha sido imposible trabajar. Porque en casi todos los equipos suele haber alguien que dificulte el trabajo de los demás y, si en el tuyo no lo encuentras, puede que seas tú.

Kim Catrall no volverá a ‘Sexo en Nueva York’

A principios de año se anunciaba que HBO Max prepara una nueva tanda de capítulos de Sexo en Nueva York, pero Kim Catrall (Samantha) se caía del proyecto. No hubo necesidad de preguntar el por qué, la respuesta llevaba muchos años estando clara: Kim y Sarah Jessica Parker no se soportan.

Sexo en Nueva York
Sexo en Nueva York
Cinemanía

El éxito de la primera temporada de la serie, en 1998, fue tal que, de cara a la segunda, la actriz protagonista también pasó a ser productora ejecutiva… con la subida de sueldo que eso conlleva. 

Kim, a sabiendas de que su personaje era el más popular, reclamó lo mismo y nunca se le concedió. ¿El resultado? Años sin hablarse ni con Sarah Jessica ni con el resto de sus compañeras, que no se pusieron de su lado.

En 2018 falleció el hermano de Catrall, y Parker hizo una intentona de enterrar el hacha de guerra enviándole (públicamente), sus condolencias. La respuesta de la rubia, también a la vista de todos, no se hizo esperar:

Shannen Doherty, la manzana podrida (dos veces)

Tras haber sido despedida de sus dos series más conocidas, Shannen Doherty se ha ganado a pulso esa mala fama…

Sensación de vivir
Sensación de vivir
Cinemanía

Primero fue en Sensación de vivir, cuando sus constantes desplantes al equipo técnico hicieron que Aaron Spelling (el productor de la serie y padre de Tori, otra de las protagonistas) decidiera mandar muy lejos a Brenda. Y lo hizo de manera literal, porque al final de la cuarta temporada, el personaje de Shannen se iba a vivir a Londres. 

Eso sí, la actriz se fue por la puerta grande: poco antes de que la despidiesen protagonizó con Jennie Garth (Kelly en la serie) una pelea en la que llegaron a las manos.

Años después, Aaron Spelling quiso redimirse y darle a Shannen Doherty otra oportunidad. La fichó para Embrujadas, pero aquí duró incluso una temporada menos. 

<p>Aunque la serie fue perdiendo interés tras la inesperada salida de Shannen Doherty (izquierda) al final de la tercera temporada, consiguió aguantar cinco temporadas más.</p>
Embrujadas
THE CW

Su enemistad con Alyssa Milano, su hermana en la serie, y de nuevo acusaciones del equipo de entorpecer el trabajo de los demás hicieron que Spelling se arrepintiera de haber decidido contar con ella. Solo que esta vez maquillaron su despido como una “salida voluntaria”, en incluso le permitieron ser la directora del capítulo en el que fallecía.

Teri Hatcher y Nicolette Sheridan hicieron que Wisteria Lane saltara por los aires

El plató de Mujeres desesperadas fue durante años un verdadero polvorín. Aunque hay asuntos que todavía no se han esclarecido, entonces todos los dedos acusadores señalaron a dos culpables: Teri Hatcher y Nicolette Sheridan, dos de las actrices protagonistas.

Teri Hatcher y Nicolette Sheridan en 'Mujeres desesperadas'
Teri Hatcher y Nicolette Sheridan en 'Mujeres desesperadas'
Cinemanía

Los problemas con Teri vinieron cuando, al parecer, decidió renegociar su salario por su cuenta, sin contar con sus compañeras (el elenco principal se embolsaba aproximadamente medio millón de dólares por capítulo). Ese fue el detonante para que, los problemas internos que hasta entonces las actrices manejaban en privado, saltasen a los focos. 

Tales eran las rencillas entre Teri y el resto de protagonistas que, cuando tenían que hacer sesiones de fotos promocionales, incluso tenían que establecer por contrato quién elegía ropa la primera y quién no podía ponerse al lado de quién.

Nicolette Sheridan, por su parte, acabó llevando a juicio a Mark Cherri, el creador de la serie por desavenencias con la evolución de su personaje: al enterarse Sheridan de que iba a morir en la ficción, pidió que se revisara el guión. Tuvo una gran pelea con Cherry, incluso llegaron a las manos. ¿El resultado? El personaje de Nicolette efectivamente fue eliminado y esta llevó al showrunner a los tribunales por agresión.

Janet Hubert-Whitten y el misterioso caso de la actriz cambiante

A la primera de las dos actrices que dieron vida a Vivian Banks en El príncipe de Bel Air le salió cara la lucha de egos que tuvo con Will Smith. 

El príncipe de Bel-Air
El príncipe de Bel-Air
Cinemanía

Al parecer, Janet Hubert-Whitten, que ya contaba con una dilatada carrera como bailarina y actriz de teatro, no llevaba nada bien que toda la atención de la serie se la llevase Will, llegando a afirmar que el actor exigía cambiar los guiones para que todo girase en torno a su personaje. 

Pero fue un desplante de Smith lo que dinamitó la relación entre ellos para siempre: “cuando le dije a Will que alzase su voz junto al resto del equipo por nuestros sueldos, no lo hizo”, reveló la actriz en una ocasión.

Tras tres temporadas plagadas de duros enfrentamientos entre ellos, Janet fue sustituída por Daphne Maxwell Reid como si nada hubiera pasado.

La mala relación entre ellos ha durado años… concretamente hasta 2020. En noviembre del año pasado, Will publicó un bonito reecuentro con Janet, con quien por fin había firmado la paz.

Christopher Abbott abandonó ‘Girls’ por desavenencias con Lena Dunham

El actor que daba vida en Girls a Charlie, el novio de Marnie (Alison Williams), decidió unilateralmente bajarse del proyecto cuando su personaje empezó a tomar un matiz con el que no estaba de acuerdo. 

Allison Williams y Christopher Abbott en 'Girls'
Alison Williams y Christopher Abbott en 'Girls'
Cinemanía

En ese momento, la serie de Lena Dunham era la niña bonita de HBO y cualquier rumor podía suponerles mala prensa, por lo que todos fueron extremadamente educados respecto a la salida del actor.

Dunham se apresuró a declarar que el éxito de Girls no dependía de ningún personaje masculino y Alison Williams, tan encantadora como siempre, declaró “seguro que hay grandes cosas escritas para Marnie a partir de ahora”.

Las protagonistas de ‘Gossip Girl’ dejaban de hablarse cuando se apagaban las cámaras

Durante seis temporadas, Blake Lively y Leighton Meester coprotagonizaron esta exitosa serie, ambientada en el Upper East Side neoyorkino pero, pese a compartir miles de escenas todos esos años, las actrices fuera del escenario no tenían buena relación.

Gossip Girl
Gossip Girl
Cinemanía

De hecho, a partir de ahí, aunque ambas han coincidido en eventos, ni se han dirigido la palabra. Entre ellas no existió ningún choque que detonase su amistad, más bien era una cuestión de carácter: Blake era más extrovertida y se sentía más cómoda en el mundo del espectáculo, y Leighton siempre ha sido una chica más tímida y reservada.

El futuro de ‘Homeland’ estuvo en peligro por las peleas entre sus protagonistas

Pocos actores de series han tenido más química ante las cámaras que Claire Danes y Damian Lewis, o lo que es lo mismo, la oficial Mathison y el sargento Brody. Pero en la vida real las cosas eran bien distintas. Tanto, que el británico no pudo más y se retiró del proyecto tras finiquitar el rodaje de la tercera temporada.

Homeland
Homeland
Cinemanía

El motivo podría haber sido el cambio de actitud de la actriz tras haber sido madre: desde que Claire tuvo a su bebé, solo quería al set, completar las escenas agendadas y volver a casa con su pequeño, cosa que Damian, de personalidad más distendida, no llevaba demasiado bien. 

“Damian no para de gastar bromas con el equipo y no soporta que Claire sea tan profesional. Eso está creando muchos conflictos entre ellos”, comentó entonces a The Enquirer una fuente cercana a los actores.

Nunca se supo si la causa real de que Lewis abandonase la serie fue esa o hubo algo más, pero sí es cierto que los protagonistas de Homeland comenzaron siendo grandes amigos y terminaron de trabajar juntos sin apenas hablarse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento