Aura Garrido: "En 'El inocente' hay cosas que nunca pensé que me atrevería a hacer"

La actriz es el secreto mejor guardado de 'El inocente', el nuevo thriller de Netflix.
Aura Garrido es Olivia en 'El inocente'
Aura Garrido es Olivia en 'El inocente'
NETFLIX

Este 2021 se cumplen 10 años del estreno de Crematorio y Ángel o demonio, dos series en las que Aura Garrido (Madrid, 1989) dio sus primeros pero sendos pasos en la actuación. La madrileña ya había aparecido en ficciones como Física o química o La pecera de Eva, pero 2011 nos la descubrió y esta última década la ha confirmado como una de las intérpretes más ocupadas y camaleónicas de nuestra industria. 

Prueba de ello son algunos de sus proyectos más sonados en cine (Promoción fantasma, Los ilusos, Stockholm) y TV (Imperium, Hermanos, El día de mañana), aunque si hay un papel que la ha encumbrado ha sido el de Amelia Folch en la aclamada El Ministerio del Tiempo. Garrido regresa ahora a la pequeña pantalla con el thriller El inocente, en el que vuelve a coincidir con el director Oriol Paulo nueve años después de El cuerpo. 

Basada en la novela de Harlan Coben, la serie de Netflix sigue a Mateo (Mario Casas) que, tras pasar cuatro años en la cárcel por matar a una persona accidentalmente, trata de empezar de cero con su mujer, Olivia (Garrido). Pero, nueve años después del incidente que le cambió la vida, una llamada desde el móvil de Olivia desconcertará a Mat, que comenzará una carrera por descubrir la verdad.

Hablamos con Aura Garrido sobre Olivia, "un spoiler total", cómo sigue aprendiendo a gestionar la exposición, lo que supuso para ella El Ministerio del Tiempo y Un asunto privado, la nueva serie que rueda con Jean Reno. 

¿Cómo te llega El inocente?

En mi caso es a través de Oriol. Ya había trabajado con él en El cuerpo; creo que es algo común en todos los que hemos colaborado con él, queremos repetir siempre porque es una de las experiencias más gozosas que puedes tener como actor. Es un director técnicamente impoluto, pero también trabaja muy bien con el elenco y esa mezcla es muy difícil de encontrar. 

Como actriz, estás haciendo algo visualmente espectacular, muy complejo de trama, pero a la vez sabes que tienes a un director que no te va a dejar caer, que te va a llevar a explorar otros lugares. Oriol me llamó cuando el proyecto era bastante embrionario y en aquel momento le dije que sí, sin haber leído nada, sin saber de qué iba, me daba absolutamente igual. Yo le dije que sí a él. Luego ya leí los guiones y me dije: "Ostras, vale... Mola muchísimo".

Háblame de Olivia hasta donde puedas contar...

Olivia es un spoiler total. Tengo la vida muy fácil para esta promoción. Necesito hablar con Netflix para que me den una sinopsis [ríe]. Lo que te puedo decir es que para mí ha sido un reto profesional y personal. He tenido que trabajar cosas que nunca pensé que me atrevería a hacer y que he hecho precisamente porque son Oriol y su equipo. Me lancé porque sabía que tenía una red enorme que me iba a sujetar y que me iba a acompañar. 

Para mí, Olivia es un personaje superdifícil, supercomplejo, y un reto muy bonito. Es la mujer de Mat, con ella ha empezado una nueva vida, pero esa nueva vida se cae porque ella desaparece y empiezan a pasar cosas raras. Ha sido un proceso increíble y me siento muy feliz de haberme atrevido a hacerlo.

Olivia y Mat (Mario Casas)
Olivia y Mat (Mario Casas)
QUIM VIVES

Has comentado en entrevistas previas que lo que peor llevas de la profesión es la exposición y Netflix significa exposición mundial. ¿Te has reconciliado con este aspecto del oficio?

No, reconciliarme no. Me pasa a mí y le pasa a muchísima gente porque es un tema...Hay un momento en el que tienes que elegir: te quedas en esta profesión, asumes que tiene esta parte de exposición y aprendes a gestionarla como puedas; o haces otra cosa. Yo tomé la elección de seguir en esto porque me gusta muchísimo y aquí estoy, intentando aprender a gestionarlo. 

Es verdad que vas cumpliendo años y vas tomándote la vida de otra manera. Nunca sabes al final qué grado de exposición te va a dar un trabajo y yo tengo la suerte de que, en cierto modo, se me ha dado todo como muy poco a poco. No me han echado a los leones de la noche a la mañana, sino que he podido aprender a encontrarme en ese lugar. Pero sí, el tema de la exposición es muy complejo y con El inocente me he lanzado contra el muro [ríe].

Este año estrenas otra serie, Un asunto privado, una aventura a lo Sherlock Holmes con Jena Reno. ¿Cómo ha sido trabajar con él?

Aún no hemos acabado de rodarla, ahí estamos, y está siendo muy interesante. Imagínate, de pronto tienes a este señor que se lo ha hecho todo, que tiene una experiencia y unas vivencias increíbles, que ha trabajado con muchísima gente. Es una fábrica de historias, es fascinante oírle contar todo lo que te cuenta. 

Conmigo ha sido un compañero maravilloso y, sorprendentemente, porque somos como la noche y el día, nos hemos entendido muy bien y hemos hecho muy buen equipo. Tengo mucha curiosidad por ver qué piensa la gente de la serie. Siempre pasa que, cuando estás dentro de un proyecto, no la ves desde fuera. Es complejo definir algo que estás haciendo, pero creo que va a ser una apuesta muy divertida, muy diferente al tipo de ficción que hacemos aquí en cuanto al tono, y mi personaje es una pasada. Tengo suerte.

¿Qué se esconde esta pareja?
¿Qué se esconde esta pareja?
QUIM VIVES

Este 2021 se cumplen 10 años de Crematorio y Ángel o demonio, dos de tus primeros trabajos. ¿Qué recuerdas? 

Era una niña, estaba empezando y todo era nuevo. Pienso muchísimo en Crematorio porque tuve la increíble suerte de estar ahí cuando no era capaz de valorar lo que era estar ahí. Es una serie que cambió mucho la ficción; fue un puente, un antes y un después. 

Yo iba a corazón abierto y a lanzarme a la piscina, pero no tenía conciencia de cómo se estaba rodando, del equipo que tenía, y a veces recuerdo cosas y pienso en lo afortunada que fui de haber podido vivir algo así. Es curioso cuando lo experimentas desde ese lugar de novata y no puedes comparar. Pero después pasa el tiempo, ganas experiencia y dices: "Guau". Aquello fue realmente increíble.

El Ministerio del Tiempo también cambió la ficción española. ¿Ha sido abrumador?

Lo abrumador te sucede cuando es una serie de masas y no puedes ni salir a la calle ni ir al super sin que te pare la gente. Sí que es verdad que, con series como esta, la vida te cambia muchísimo, pero el concepto es diferente, es extraño. Fue una ficción que tenía una premisa increíble y estábamos todos enamorados del proyecto porque era muy diferente y nos permitía explorar muchas cosas. Era como un sueño de infancia para todos, poder hacer una serie de aventuras así. 

Y también fue muy bonito comprobar que había hecho algo que llegaba a la gente y que sigue llegando. Hace dos años rodé una serie a México y había gente del equipo técnico mexicano que me hablaba del Ministerio, eran superfans. Es precioso que tiempo después siga llegando a la gente en lugares diversos, así que para mí ha sido más emocionante que abrumador.

El inocente se estrena el 30 de abril en Netflix.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento