Logo del sitio

'And Just Like That...' 1x01 y 1x02: Nueva York postpandemia con unas protagonistas perdidas en su propia ciudad

‘Sexo en Nueva York’ ha regresado a lo grande: con sus personajes principales viviendo en una ciudad que parece haber evolucionado más que ellas.
And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

Desde hoy, ya están disponibles en HBO Max los dos primeros capítulos de And Just Like That..., la esperadísima continuación de Sexo en Nueva York. Y, como no podía ser de otra manera, la serie ha vuelto con su ironía habitual... y con tanta alta costura como drama.

Casi 18 años después del final de Sexo en Nueva York, Carrie (Sarah Jessica Parker), Miranda (Cynthia Nixon) y Charlotte (Kristin Davis) siguen manteniendo intacta su relación: esa amistad rodeada de ropa de lujo, cócteles y restaurantes de moda que tantos fans atesoró a finales de los 90 y que, irremediablemente, no podemos ignorar que está marcada por una gran ausencia, la de Samantha (Kim Catrall, que decidió no volver a la serie por desavenencias con la protagonista).

Por eso, no es de extrañar que la primera conversación de la serie gire en torno a este personaje: de forma algo atropellada, estas tres amigas explican que Samantha vive en Londres y que ha cortado tajantemente el contacto con Carrie. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Ambientada en un (de momento) irreal mundo postcovid, al que hacen referencia en numerosas ocasiones como si fuera algo tan vintage como uno de sus bolsos de Chanel, las protagonistas ahora lucen orgullosas sus melenas canosas. Al menos, dos de ellas lo hacen... y a la tercera la acusan de esconderlas de manera artificial y de no asumir su edad.

Un primer discurso de aceptación y body-positive

Tras dejar claro que ahora son un trío en lugar de un cuarteto, inevitable es también la segunda conversación: las protagonistas han envejecido, ahora sobrepasan el medio siglo. Miranda ha cambiado su característico pelirrojo por una melena gris que es toda una declaración de intenciones.

Pero si hay algo más divertido que ver cómo ha pasado el tiempo por las actrices de Sexo en Nueva York, es ver a sus personajes desubicados en una ciudad que parece haber avanzado mucho más rápido que ellas.

And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

Si con los años, el gran reproche que se le ha hecho a la serie es la abundancia de personajes blancos, heteros y ricos, en And Just Like That... han sabido darle la vuelta a la situación y jugar esa carta a su favor: ahora, Charlotte, Miranda y Carrie son presentadas como tres mujeres maduras que intentan con mayor o menor destreza encajar en una “corrección política” totalmente nueva para ellas. Todo apunta a que sus meteduras de pata en temas de inclusión serán un gag recurrente en toda la temporada, dejando siempre claras sus buenas intenciones.

El viejo truco: sacar a los personajes de su zona de confort

Tal y como sucede en otras secuelas, las protagonistas de ‘And just like that’ se ven ahora obligadas a salir de los cánones que les fueron impuestos en la serie original y en las dos películas posteriores:

Charlotte, que encarna el estereotipo de pija neoyorquina, tiene que vérselas ahora con una díscola hija que huye de los floridos y cursis estilismos de su madre, Miranda vuelve a la Universidad para encontrarse con una profesora más joven que ella y, aunque Carrie sigue hablando de sexo... en esta ocasión tiene que hacerlo en primera persona en lugar de escudarse tras una columna semanal.

Este planteamiento inicial es el perfecto punto de partida de la evolución de unos personajes que, seguro, sufrirán cada uno un importante arco argumental.

--- SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ ---

Pero la gran sorpresa que nos habían guardado los dos primeros episodios de And Just Like That... es la muerte de Mr. Big al final del primer capítulo: Carrie se ve obligada a afrontar su nueva vida como viuda, tras dos décadas de matrimonio con el hombre de su vida.

And Just Like That...
And Just Like That...
Cinemanía

En el segundo episodio vemos cómo estas tres carismáticas mujeres son capaces de convertir cualquier situación en toda una performance: lo hicieron con una boda en la primera película y lo han hecho ahora con un funeral.

Este triste evento sirve de gancho para que podamos conocer más de cerca a varios de los nuevos personajes e intuir cómo van a ir desenvolviéndose a lo largo de los 10 capítulos que conforman esta temporada que, sin duda, estará marcada por cómo la protagonista vive su particular duelo.

And Just Like That... confirma que el espíritu de la serie original sigue en plena forma y, además, promete situaciones de lo más tiernas y desternillantes que la adaptarán con éxito a los nuevos tiempos.

'And Just Like That...' 1x03: Carrie Bradshaw, agente secreta: la gran sorpresa de la nueva 'Sexo en Nueva York'

Mostrar comentarios

Códigos Descuento